La Junta crea un fichero de datos para iniciar el nuevo programa de alquiler de vivienda

La Junta crea un fichero de datos para iniciar el nuevo programa de alquiler de vivienda
La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha creado ya el fichero de datos de carácter personal para la puesta en marcha en los próximos meses del Programa de Fomento del Alquiler. Así lo recoge una orden del 27 de mayo, que firma el titular de este departamento Antonio Silván, y que publica este jueves el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), por lo que entrará en vigor este viernes.
 
La finalidad del fichero es la gestión del programa por lo que recogerá los datos de personas o colectivos que actúen como arrendatarios y arrendadores. La recogida de datos será a través de la presentación de solicitudes o comunicaciones de los interesados o sus representantes legales. El órgano de la administración responsable del fichero será la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo. Asimismo, incluirá el nombre y apellidos, el DNI, la dirección postal, el teléfono, correo electrónico, la firma, la firma electrónica, así como datos de carácter social y económico relativos al cumplimiento de las obligaciones de los interesados respecto a la vivienda.

Según fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, está muy avanzada la normativa que regula el nuevo Programa de Fomento del Alquiler, que se caracterizará por su 'giro' social y por ampliar la base de municipios que se podrán beneficiar de esta media. La Junta prevé ponerlo en marcha en breve para ofrecer viviendas de 90 metros cuadrados por un máximo de 473 euros al mes a aquellos que tengan ingresos superiores a 7.455,14 euros anuales e inferiores a 48.458,41 euros.

El objetivo de la Consejería es flexibilizar los requisitos exigidos a las familias o arrendatarios para que puedan acceder a una vivienda personas con menores ingresos. Para ello, la Junta rebaja la cantidad mínima en 3.727 euros, fijándola en el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Por lo tanto, será suficiente justificar una renta mensual de 532,05 euros (14 pagas) para poder alquilar una vivienda. Estos datos sobre la situación económica de los potenciales inquilinos, que revisará la Junta, serán una garantía para los arrendadores y servirán para que la vivienda se ajuste a la capacidad económica de sus moradores.

 
El proceso

Los propietarios de viviendas que deseen contar con el apoyo de la Junta tendrán que remitir a la Dirección General de Vivienda y Urbanismo la solicitud para que el piso o la casa sean inscritos en el programa de Fomento del Alquiler. La Administración tendrá tres meses para atender su petición y examinar la documentación presentada que acredite la titularidad de la vivienda. Posteriormente, fijará el importe máximo de la renta y lo comunicará, dando un plazo de diez días para que sea aceptado.

A continuación, la Junta cerrará el proceso de inscripción y publicará en la web del programa los datos de la vivienda, el importe máximo del alquiler y unas fotografías que ilustren su estado y localización. Los interesados en las viviendas deberán ponerse en contacto con la Junta, quien facilitará el teléfono de contacto del propietario para que puedan visitarlas. Acordado el arrendamiento, las partes se lo comunicarán a Fomento para autorizar la firma del contrato, según el modelo que establezca el Ejecutivo autonómico.

El nuevo programa determina la obligación del inquilino de entregar una fianza y de asumir el pago de los gastos correspondientes a suministros y servicios, así como al alta y la baja de esas compañías. Por el contrario, establece que serán por cuenta del propietario el pago de la cuota de la comunidad de propietarios, del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI).

Comentarios
Lo más