‘Ars Combinatoria’, el lenguaje inagotable de Chema Madoz a través de los objetos

‘Ars Combinatoria’, el lenguaje inagotable de Chema Madoz a través de los objetos

Chema Madoz retorna a Salamanca con su exposición ‘Ars Combinatoria’. Una selección de su obra comprendida a lo largo de más de dos décadas. El fotógrafo madrileño busca centrar la mirada del espectador en los objetos que representa. “Dejé de salir con la cámara al hombro y decidí provocar aquellas imágenes que estaban en mi cabeza pero que no conseguía encontrar en la realidad”.

Encuentra el nexo con la ciudad de Salamanca en sus orígenes como fotógrafo. “En el año 79 compré mi primera cámara. Poco después me tocó hacer el servicio militar y me destinaron aquí. Empecé a salir a hacer fotos y descubrí que había un club de fotografía. Era un piso destartalado en el que tuve mi primer contacto con el revelado”. Al poco tiempo, Chema Madoz abandonó su trabajo con la figura humana y comenzó a buscar un lenguaje de expresión a través de los objetos.

“Empecé a hacer series de 20 o 30 fotos con temas concretos y que se diferenciaban bien unas de otras”. Chema Madoz cuenta como consiguió encontrar un lenguaje para transmitir aquello que pretendía de una manera que percibe inagotable. “Yo creo que se me podrían terminar las ideas, pero sería yo el que se agotara, las posibilidades que en este terreno son insondables”. Confiesa que aún se sorprende de las opciones que siguen surgiendo y anuncia que continuará con esta línea en constante evolución mientras se siga emocionando y siga aprendiendo.

La obra de Chema Madoz, como bien define el título de la muestra que está inspirado en el arte de la combinatoria desarrollado por el filósofo mallorquín, Ramón Llull, se basa en la combinación, de elementos, objetos y técnicas. “Los procesos en algunos casos son puramente fotográficos pero otros van incorporando maneras de hacer propias de otros lenguajes, como la instalación, la escultura o el grafismo. Se pueden ver representadas corrientes como el surrealismo o el minimalismo”.

La exposición ha estado coordinada por Oliva María Rubio que ha definido el trabajo de Chema Madoz como “un lenguaje propio en el que la fotografía no es un fin, sino un medio para expresarse”. Explica que además de objetos, utiliza también elementos naturales. “Libros lápices, brújulas, mapas o sillas, Chema Madoz consigue crear múltiples relaciones entre ellos, creando nuevos significados”.

Oliva María Rubio habla d su parentesco con el surrealismo, de la ligereza que desprenden sus imágenes asociadas al juego, de sus frágiles composiciones y se sus cambios sutiles. “Consigue que las cosas más extrañas parezcan normales, establece una relación entre extrañeza y familiaridad”. Asimismo, destaca la poca importancia que le da Madoz a los títulos de las fotografías. De hecho, todas se llaman ‘Sin título’. “No quiere orientar nuestra mirada, pretende hacernos partícipes y que busquemos nuestro propio significado”

La exposición podrá visitarse en la Hospedería Fonseca hasta el 13 de marzo en horario de martes a sábado entre las 12:00 y las 14:00 horas y las 18:00 y las 21 horas en el turno vespertino. Los domingos y festivos podrá visitarse de 10:00 a 14:00 permaneciendo cerrada los lunes.

Comentarios
Lo más