La concentración parcelaria derivada de la transformación de La Armuña en regadío recibe el visto bueno ambiental

La concentración parcelaria derivada de la transformación de La Armuña en regadío recibe el visto bueno ambiental

La Junta de Castilla y León ha dado de paso la Declaración de Impacto Ambiental al proyecto de concentración parcelaria derivado de la llegada del regadío a la zona armuñesa de Poveda de las Cintas, Campo de Peñaranda, Cantalpino, Villaflores y Zorita de la Frontera, una obra que se encuentra en plena ejecución y que debería estar terminada completamente en 2018 merced a una inversión que ronda los 50 millones de euros.

Tras la concentración, la superficie afectada, unas 8.000 hectáreas, albergará algo más de 1.100 parcelas por las casi 2.000 actuales, lo que aumenta de 4,13 a 6,84 la media de hectáreas por parcela.

A pesar de estimar que el proyecto no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente, la normativa exige toda una serie de condicionantes que habrán de ser respetados a rajatabla para seguir contando con el beneplácito de la administración en esta materia.
Los detalles tanto del proyecto como de la declaración pueden consultarse en la edición de este jueves del Boletín Oficial de la Provincia de Salamanca. 

Comentarios
Lo más