Dover: “Ante los malos momentos se agudiza el ingenio”

Dover: “Ante los malos momentos se agudiza el ingenio”
Después de dos décadas, el grupo Dover continúa en el panorama musical y llega a Salamanca con nuevo disco. Porque, como suelen afirmar, “hay veces que ante los malos momentos se agudiza el ingenio y se ponen en marcha proyectos nuevos y te buscas la vida como puedes”. Y es que la crisis se nota, “creativamente creemos que siempre es buen momento, pero en general es un mal momento no para la música, sino para el país. Se nota la crisis igual que en todos los sectores. Siempre salen grupos nuevos, los que ya estamos, intentamos mantenernos como podemos”.
 
Durante el primer trimestre de este año, Dover anunció que editará un sencillo con dos canciones, un tema inédito y una versión de una popular canción de los ochenta, el tema inédito mezclado por Veronica Ferraro en Francia y la versión por Jesús Antúnez en Madrid. Así, han comenzado la gira repasando sus grandes éxitos y reintegrando a su repertorio las versiones originales de ‘Devil came to me’, ‘King George’ y ‘Serenade’, además de la versión acústica de ‘Loli Jackson’.
 
Las hermanas Llanos han grabado seis discos, de los que han vendido ya más de 1.600.000 copias. Dover surgió en las afueras de Madrid, a finales de la década de los 80 cuando Cristina Llanos de 17 años decide formar una banda de rock alentada por la escena alternativa irradiada desde Seattle, en unos pequeños locales de ensayo en Alcorcón en el polígono industrial Ventorro del Cano que siguieron utilizando hasta principios de la década 2000. El nombre del grupo surgió del nombre de una marca de ropa de la tienda que tenía la madre de las hermanas en Majadahonda. Al proyecto se suma su hermana diez años mayor que ella, Amparo. 
 
En 1991, el batería Jesús Antúnez y el bajista Álvaro Díez se unieron a la banda y así el 2 de octubre de 1992 nace Dover. Una de las maquetas del grupo fue a parar al programa de radio Disco Grande de RNE Radio 3. En 1995 Álvaro Díez deja la banda y se incorpora Álvaro Gómez. La banda firmó entonces un contrato de un año con la discográfica independiente Everlasting-Caroline. Su álbum debut Sister de 1995 se vendió poco. Sin embargo, el fanzine español Mondo Sonoro lo incluyó entre los diez mejores álbumes nacionales de aquel año. Pero con Devil Came to Me, con un presupuesto apretado de 80.000 pesetas y en tan solo veinte días, vendieron más de 500.000 copias y les cosechó fans también en el extranjero en Europa y América. 
Comentarios