El primer equipo del CB Tormes pone la guinda al pastel de una temporada de ensueño

El primer equipo del CB Tormes pone la guinda al pastel de una temporada de ensueño
En una tarde festiva, el bloque salmantino comenzó el partido ante el Universidad de Valladolid poco serio quizá. Los pucelanos, unos verdaderos especialistas en el tiro exterior hicieron mucho daño en esa faceta al comienzo del partido. Tiros lejanos y triples que no eran punteados llevaron a UVA a sumar enseguida más de una decena de puntos de renta (8-19, min. 6).

Por parte de CB Tormes, sólo Austin tomaba la responsabilidad ofensiva, con 11 puntos en los primeros diez minutos a falta de la aportación de Arturo Cruz, que no se vistió de corto por sus problemas de espalda. Rotó con frecuencia el equipo Isidro Álvarez tratando de encontrar una mayor consistencia reboteadora. Sin duda, con la pareja Mbaye-Simon en cancha, se logró con creces.

Con paciencia en cada ataque y mucha mayor seriedad en defensa, el conjunto local fue poco a poco recortando la renta de los vallisoletanos tras casi empatar (15-16) el segundo parcial y ganar con holgura el tercero (20-13). En una tarde bastante desafortunada desde la línea de 6.75 metros (3/12 al final del tercer cuarto y 4/13 al final del choque), el conjunto charro lo intentó metiendo balones a sus interiores o con rápidas penetraciones de sus hombres exteriores.

De esta manera y poco a poco, los charros fueron recortando la distancia en el marcador hasta ponerse 52-56 gracias a una canasta de Víctor que acercó a 4 a los charros, que se mantuvieron así hasta los últimos cinco minutos del choque: 58-62.

Un canastón de Austin por el centro de la zona, colocó en el luminoso de Würzburg un 60-64 que encendió ya definitivamente el ánimo del público que se dio cita en el municipal para animar a su equipo en los cuatro minutos y medio restantes.

El trabajo de los charros continuó sin cesar manteniéndose en torno a los cuatro puntos de distancia –siempre por detrás- hasta que dos tiros libres de Toño a falta de dos minutos dejaron al CB Tormes 68-69 y un espectacular triple a tabla desde 8 metros de Austin Simon puso a los salmantinos por primera vez por delante en el partido: 71-69. Con los dos tiros libres posteriores, el marcador ya fue de 73-69.

El conjunto de Salamanca cerró el partido en un momento dulce de juego, con una defensa impecable y un Austin Simon que deja el mejor de los recuerdos entre el público salmantino.

Comentarios
Lo más