ANPE exige al Ministerio de Educación la convocatoria de una nueva mesa de negociación

ANPE exige al Ministerio de Educación la convocatoria de una nueva mesa de negociación
El dictamen del Consejo de Estado coincide con muchas de las propuestas de mejora de la LOMCE presentadas por el sindicato ANPE hasta ahora. Puesto que el Ministerio abrió hace unos días el cauce de la negociación, es imperativo valorar y perfilar las propuestas de los representantes del profesorado antes de llevar la LOMCE al Consejo de Ministros, en aras del consenso que el propio Consejo de Estado recomienda como fundamento de la reforma educativa.
 
En un somero resumen, las principales recomendaciones del Consejo de Estado para mejorar el anteproyecto de la LOMCE que coinciden con las propuestas de ANPE son la insuficiente memoria económica y la indefinición entre materias troncales y específicas y la competencia de las administraciones educativas. Siguiendo los mismos criterios expresados por ANPE, advierte sobre la indefinición de esta distinción entre materias y la dificultad de establecer quiénes tienen competencia sobre ellas. ANPE advierte también de la dificultad de configurar la organización de los centros ante esta ambigüedad en el establecimiento del diseño curricular.
 
También se refiere a la distribución de materias. El Consejo advierte sobre la posibilidad de que algunos alumnos no cursen determinadas materias que son fundamentales para el aprendizaje –Educación Artística, Cultura clásica, Música, Tecnología…-en todo su proceso de escolarización. Este punto ya fue denunciado por ANPE. Y sobre las evaluaciones externas, dictamina que sean funcionarios públicos quienes las realicen y que se valoren con criterios objetivos y en el mismo curso o nivel educativo. Fue una exigencia de ANPE desde el principio.
 
En lo que respecta a la promoción, al igual que ANPE, el Consejo califica como incoherente que se pueda acceder a la prueba final de ESO con tres materias suspensas y exige al Ministerio el replanteamiento de esta medida. En Bachillerato, el Consejo de Estado critica la distribución de modalidades de bachillerato y que sean las universidades quienes puedan realizar pruebas propias diferentes a la Selectividad para seleccionar a sus alumnos. Y en la formación profesional de grado medio, el Consejo exige mayor flexibilidad en el acceso a estas enseñanzas y, al igual que ANPE, denuncia buena parte de las incoherencias del anteproyecto en el diseño de las pasarelas entre estas enseñanzas.

Por otro lado, sobre los nuevos criterios de escolarización, el Consejo pone en duda que garanticen la equidad y cohesión del sistema educativo. Entre líneas, sugiere que se perjudica a la enseñanza pública, "tal como hemos denunciado en ANPE". Además, el Consejo advierte que la educación diferenciada debe garantizar la igualdad de oportunidades y obedecer a proyectos de mejora educativa que deben estar previamente justificados y motivados como medida excepcional a la coeducación. ANPE se opuso a esta medida, que no responde a una demanda social.

 
Finalmente, sobre la autonomía de los centros y la selección de directores, el Consejo critica el exceso de atribuciones otorgadas al director y pide la devolución de algunas competencias tanto al claustro como al Consejo Escolar. Como ANPE, el Consejo pide mantener el peso del claustro en el proceso de selección del director. Y sobre la enseñanza del castellano, el Consejo critica que la oferta del castellano se derive hacia los centros privados. El ministro acaba de anunciar la rectificación de esta medida.
Comentarios
Lo más