Rosa Valdeón destaca a las empresas familiares por la calidad de sus empleos y el compromiso con la región

Rosa Valdeón destaca a las empresas familiares por la calidad de sus empleos y el compromiso con la región

La consejera de Empleo y vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, ha clausurado este viernes el tercer Congreso Regional de Empresa Familiar, a la que ha alabado por su compromiso y la calidad de los empleos que crea, así como por su arraigo a Castilla y León. "La empresa familiar tiene los mismos problemas que cualquier empresa pero tiene unos valores añadidos", comentó al hablar de su experiencia al transmitirse de generación en generación, así como de sus relaciones laborales "que les hacen ser más resistentes frente a la crisis. Han sabido aprender lo que hay que hacer en momentos duros", afirmó. 

Por lo anterior, aseveró que Castilla y León, para la dinamización económica que busca el Gobierno regional, debe dar un especial trato a la empresa familiar, que supone el 15% del PIB de la comunidad y que cuenta con 80.000 trabajadores. "Queremos que crezcan sin irse y lo suelen hacer. La empresa familiar es fundamental en el desarrollo de Castilla y León".

Además, la vicepresidenta de la Junta aseguró que la empresa familiar goza de buena salud en Castilla y León. "Tenemos unos empresarios absolutamente implicados. Vamos creciendo pero siempre con los pies en el suelo. No nos sentimos minusvalorados frente a otras". También la puso como ejemplo de empleo de calidad, a lo que aspira el Gobierno regional en todos los ámbitos. "Tenemos claro que hay que generar empleo y tiene que ser con calidad pero también somos realistas y cuando se sale de la crisis hay un índice de temporalidad". 

Dar aire a las empresas

El presidente de la Empresa Familiar de Castilla y León, José Miguel Isidro, mostró su preocupación ante la "frivolidad absoluta" con la que algunos partidos "juegan" con las empresas. "Me preocupa que gente que no tiene preparación económica, hable con una alegría que asusta y que a los empresarios nos hace temblar", comentó. 

Hizo alusión, de hecho, a la deuda de España en la actualidad, que se sitúa ya en el 100% frente al 35% de 2007 y que incluso así se hable de subir impuestos y de aumentar el gasto público. "Ya va siendo hora de que nos ocupemos de dar aire a las empresas" con menos impuestos y cargas sociales que se pueda derivar en más inversión, consumo y creación de empleo, dijo. 

Además, agradeció al Gobierno regional el apoyo y la escucha que están teniendo con las empresas familiares. "Somos un representante importante. El tejido empresarial está formado fundamentalmente por empresas familiares", recordó.

Comentarios
Lo más