Los empresarios afines cierran filas en torno a Mesonero mientras acumula dimisiones

Los empresarios afines cierran filas en torno a Mesonero mientras acumula dimisiones

El Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Salamanca ha mantenido esta mañana una reunión durante la que se ha abordado la actividad y la gestión desarrollada en la sociedad anónima Adventia. Cabe recordar que desde hace un mes existe una polémica entre los empresarios salmantinos por el cobro de 105.000 euros en dietas del consejo de administración de la escuela de pilotos, presidido por Juan Antonio Martín Mesonero, también presidente de la patronal y de la Cámara de Comercio.

Durante esta sesión, sus miembros han sido informados de manera pormenorizada de todos los datos relativos a esta sociedad anónima, de  la gestión llevada a cabo en Adventia y de las actuaciones de sus directivos, "sin que se haya registrado objeción ni reparo a la misma", salvo la del plenario y presidente de la Asociación de Empresarios Salmatinos de Comercio (Aesco), Benjamín Crespo. Se trata de quien descubrió el cobro de esas dietas y desde entonces solicita la dimisión de Mesonero de todos sus cargos al considerar poco ética su conducta.

Igualmente, durante esta sesión el Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio ha acordado la revocación de Benjamín Crespo como patrono de la Fundación Salamanca Progreso, de manera que Mesonero también contraataca en la institución cameral hacia el presidente de los comerciantes. Del mismo modo se ha aprobado por unanimidad el Reglamento de Régimen Interno de la Corporación Cameral, y el Código de Buenas Prácticas que regirá la Cámara salmantina una vez que pasen las elecciones camerales, cuyo proceso comenzará a finales de septiembre.

Reunión en Confaes

Este miércoles también se ha reunido el Comité Ejecutivo de la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes) para abordar la actividad y la gestión desarrollada en Adventia. En esta reunión, "los miembros han sido informados sobre la gestión llevada a cabo en Adventia y de las actuaciones de sus directivos, sin poner ninguna objeción ni reparo a la misma", repite el comunicado de Confaes, calcado en esta parte al de la Cámara de Comercio, a excepción del tesorero de Confaes y presidente de los comerciantes, Benjamín Crespo, que ha vuelto a mostrar su oposición a esa gestión.

Confaes asegura que Crespo ha promovido esta polémica "con el único fin de evitar la aplicación de un acuerdo económicamente gravoso para Aesco". Y es que Confaes reclama a la asociación de comercio una deuda estimada en más de 300.000 euros en virtud de un acuerdo de octubre de 2009 que regulariza las condiciones de integración en la confederación. Acuerdo que los comerciantes niegan y del que no tenían conocimiento, pues el propio Benjamín Crespo es tesorero de Confaes y nunca se le informó de esa deuda, según asegura.

El Comité Ejecutivo de Confaes acordó igualmente, "ante las graves e infundadas acusaciones que perjudican a la Confederación y a su imagen pública", proponer, en su momento, la incoación de un expediente disciplinario, que será propuesto a los órganos competentes, para valorar una posible expulsión de Aesco y de su presidente. Pero quienes sí han abandonado Confaes han sido su vicepresidente, Juan Luis Feltrero, y el vocal Jesús de San Antonio, habiendo presentado ambos la dimisión de sus cargos.

Comentarios
Lo más