“Todos los proyectos que se ven en el presupuesto del Ayuntamiento se van a llevar a cabo, antes o después, pero se van a llevar a cabo”

“Todos los proyectos que se ven en el presupuesto del Ayuntamiento se van a llevar a cabo, antes o después, pero se van a llevar a cabo”
El concejal de Hacienda y portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de la capital, Fernando Rodríguez, analiza en una entrevista con SALAMANCA24HORAS el presupuesto municipal para 2017 que acaba de aprobarse inicialmente en el pleno

El pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobó el jueves de forma inicial el presupuesto municipal para este año 2017, que alcanza los 147 millones de euros, un 3% más que el anterior, con un importante incremento del dinero destinado a proyectos de infraestructuras, el 41% más (todos los datos y detalles, en las noticias relacionadas a esta entrevista). Los dieciséis votos a favor de Partido Popular y Ciudadanos se impusieron a los once en contra de PSOE y Ganemos. Pasado este trámite, el concejal de Hacienda y portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de la capital, Fernando Rodríguez, analiza en una entrevista con SALAMANCA24HORAS las cuentas municipales para este año.

- El presupuesto para 2017 todavía no está en vigor porque falta el trámite administrativo de las alegaciones. ¿Puede haber margen para incluir alguna novedad antes de su aprobación definitiva?

- Cabe que se presenten reclamaciones, pero están muy tasadas en la Ley de Haciendas Locales, no se puede reclamar por cualquier cosa. A la vista del informe que el interventor ha emitido sobre el presupuesto, entiendo que una reclamación no tendría ningún fundamento para prosperar. 

- ¿Y no caben algunas de las propuestas que ha realizado el Grupo Socialista?

- Hemos incorporado una buena parte de las propuestas del Grupo Socialista, porque también es verdad que hay coincidencia entre ambos grupos sobre algunas actuaciones que debe llevar a cabo el Ayuntamiento. Otras no se han incorporado de manera expresa al presupuesto pero es verdad que tenemos una alta sintonía con ellos, por lo tanto, estamos dispuestos a que a lo largo del ejercicio pudieran incluso concretarse. El presupuesto es una foto fija en un momento determinado, pero es dinámico, a lo largo del ejercicio varía mucho, porque lógicamente son previsiones de ingresos y gastos y luego siempre hay variaciones.

- Variaciones como las que denuncia el PSOE, con cuatro millones de euros del año pasado que se dejaron sin invertir.

- La ejecución del cien por cien del presupuesto es un ideal al que nunca se llega, pero en cualquier administración y me atrevería a decir que no hay tampoco empresas privadas. Es muy difícil que lo que presupuestas a 1 de enero lo lleves a cabo al cien por cien el 31 de diciembre. A partir de ahí, es verdad que siempre se puede mejorar en la ejecución, pero creo que el año pasado, en cuanto a inversiones se refiere, nos hemos movido en unos números razonables, ejecutando diecinueve millones de euros, tanto en inversiones reales como transferencias para que las ejecuten terceros. Ojo, diecinueve millones de euros con facturas contantes y sonantes reflejadas en la contabilidad, con certificaciones de obra. A mayores de eso, que no está mal en un año, dejamos en licitación, adjudicadas o comenzadas obras por otros diez millones de euros. Además, según la Cámara de Contratistas de Castilla y León, somos el ayuntamiento de capital de provincia que más obra ha licitado. 

- Entremos en materia con las propias cuentas para 2017. La mayor parte de los ingresos procede de tributos y tasas, que estarán congelados durante toda la legislatura porque así se acordó entre equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos. Pero muchos salmantinos se preguntan, ¿no hay margen para bajar los impuestos?

- Estamos bajando, por ejemplo en 2017 se baja la plusvalía y hemos reducido algunas tasas y algunas tarifas. Hay que tener mucho cuidado con los ingresos, hay que ser prudente, porque obviamente son necesarios para acometer los gastos y hay que saber que cuando a la gente se le alegran los oídos diciendo que el Ayuntamiento no baja impuestos o tasas, hay que decirle que todo lo que se pierda de ingresos hay que quitarlo del gasto. Hemos adoptado unas decisiones muy positivas para los ciudadanos, congelando cuatro años los cinco impuestos municipales, los contribuyentes saben que no van a pagar ni un euro más. A mayores, según vamos reduciendo el endeudamiento, y por tanto liberando recursos de gastos financieros, se pueden aumentar las inversiones y el gasto social. Además, mientras se recupera la economía, el Ayuntamiento puede tener margen para devolver ese esfuerzo a los ciudadanos, pero eso hay que hacerlo con prudencia y de manera progresiva. 

No hay que olvidar tampoco que lo importante también es en qué se gasta el dinero de los ciudadanos, y les puede costar menos pagar si después ven que tienen un retorno en forma de inversión, mejorando la calle donde vive, el barrio donde vive, o la propia ciudad, o si se retorna en mejores servicios públicos, que el autobús funciona correctamente, la recogida de basuras, la conservación de zonas verdes… Lo importante es devolver al ciudadano el esfuerzo que realiza y eso se puede hacer no sólo bajando impuestos, también dándoselo en inversiones y servicios públicos, o actividades educativas, sociales, culturales y deportivas.

Devolver al ciudadano el esfuerzo que realiza se puede hacer no sólo bajando impuestos, también dándoselo en inversiones y servicios públicos, o actividades educativas, sociales, culturales y deportivas

- Otra gran parte de ingresos proviene vía Gobierno a través del reparto de los tributos del Estado. Teniendo en cuenta que aún no hay presupuestos generales para 2017, ¿la previsión de estos ingresos cómo se ha realizado?

- Teníamos un dato oficial encima de la mesa. El Ministerio publicó en enero los ingresos a cuenta y ese dato nos ha servido para elaborar el presupuesto. Nos faltan algunos datos importantes para elaborar nuestro presupuesto, pero las previsiones se ajustan bastante a la realidad.

- Lo digo por no regresar a aquellas previsiones erróneas del último Gobierno de Zapatero que después derivaron en dos años en que el Ayuntamiento tuvo que devolver dinero que había recibido de más.

- Afortunadamente el Gobierno actual está haciendo bien las cosas y cuando realiza entregas a cuenta lo hace sobre una previsión de ingresos realistas. En 2008 y 2009 no se hizo así y todos los ayuntamientos tuvimos que devolver dinero. Ahora las cuentas están siendo bastante equilibradas. En 2014 y 2015 las liquidaciones han sido positivas.

- ¿Y la de 2016? Porque de ello dependerá que el Ayuntamiento finalmente pida un nuevo crédito para financiar inversiones.

- No vamos a pedir el préstamo, lo hemos presupuestado pero al final no lo vamos a pedir, porque los resultados de la liquidación del ejercicio 2016 nos van a permitir que inversiones que en principio íbamos a financiar con un préstamos, tres millones de euros, se van a poder financiar con el superávit.

No vamos a pedir el préstamo, lo hemos presupuestado pero al final no lo vamos a pedir

- Con lo cual, la deuda municipal prevista para el 31 de diciembre de 2017 será de 67 millones de euros, en torno al 47%.

- En el programa electoral tenemos el compromiso de que en este mandato amortizaremos cuarenta millones de euros y lo vamos a cumplir. En esa línea nos vamos a mover. Fácilmente en el año 2019 estaremos por debajo de los cincuenta millones de euros de deuda. Las cuentas están saneadas, las cuentas cuadran y están equilibradas. Y eso es muy importante preservarlo, por eso insisto en que hay que ser muy prudentes en las decisiones sobre los ingresos, y la liberación de recursos por pagar menos deuda nos permitirá destinar más dinero para inversiones.

- Inversiones incluidas en una lista con partidas generales o algunas muy concretas (detalladas en una información relacionada al final de esta entrevista), pero, ¿cuáles se ejecutarán antes, cuáles después, cuáles son más prioritarias?

- El centro cívico Victoria Adrados, por ejemplo, ya está en licitación. Hay otras incluso ya adjudicadas, por lo que se iniciarán próximamente, como el acceso peatonal al hospital Clínico a través del paseo de San Vicente o un nuevo aparcamiento en superficie en la avenida de los Agustinos, o una nueva pista polideportiva en el barrio Puente Ladrillo y la reforma de la cubierta de las piscinas de Garrido. Hay otras obras que están en este momento redactándose los proyectos, por ejemplo la nueva Casa de las Asociaciones en el edificio Giner de los Ríos, un proyecto que estamos intentando consensuar con las propias asociaciones y la oposición. También la restauración de la Torre de los Anaya para ser un centro cultural, un proyecto ya bastante avanzado, o el nuevo Centro de Recepción de Turistas en el paseo de Rector Esperabé. La mayor parte de las obras presupuestadas ya tienen proyecto, con lo que tenemos mucho ganado sobre los procesos que hay que cumplir, a veces con pasos bastante farragosos. Lo que sí tiene que quedar claro a los ciudadanos es que los proyectos que se ven en ese anexo de inversiones del presupuesto del Ayuntamiento se van a llevar a cabo, empezarán antes o después, pero se van a llevar a cabo. El paso fundamental es que estén en el presupuesto, porque si no están…

- La climatización de las piscinas de San José no está.

- Las obras van a comenzar este año con seguridad, lo que pasa es que no necesita tener reflejo en el presupuesto de este año. ¿Por qué? Porque en virtud del contrato de concesión de la gestión de las piscinas municipales es a la empresa a la que le toca adelantar la inversión y después el Ayuntamiento tiene un plazo de seis meses desde que terminen las obras para abonarle a la empresa el importante. Es una obra que tiene que contratarse y ejecutarse, eso llevará todo este año, con lo cual la climatización de la piscina de San José tendrá reflejo presupuestario en 2018.

- ¿Y la recuperación de las riberas del Tormes? La Unión Europea ha concedido nueve millones de euros para financiar ese gran proyecto.

- Este año se va a poder ejecutar muy poco porque estamos todavía en una fase burocrática de desarrollo de la estrategia. En diciembre llegó la resolución definitiva que nos concedía el dinero y ahora tenemos que preparar una serie de documentación que exige la Comisión Europea. Es una etapa muy burocrática, de puertas adentro, que hay que superarla porque es obligatorio. Los años fuertes de ejecución serán 2018, 2019 y 2020, en los que se podrán ver las obras y sus resultados. En todo caso, para el río no sólo tenemos ese proyecto que afecta principalmente a los barrios Arrabal, Chamberí, Tejares y Huerta Otea, también está en marcha toda la actuación en la zona de La Aldehuela, donde la Confederación Hidrográfica del Duero está mejorando la zona de los chiringuitos, y nosotros vamos a ejecutar el nuevo aparcamiento y nuevos accesos, porque aquella zona con la ciudad deportiva ha ganado presencia y visitas.

- Una de las novedades en los últimos años son los programas para fomentar la creación de empleo. El Ayuntamiento tiene unas limitaciones muy claras, porque las políticas en esta materia las marcan fundamentalmente el Gobierno pero también la Junta de Castilla y León. ¿Puede hacer más el Ayuntamiento o ya se ha tocado techo?

- Siempre se puede hacer algo más, pero es verdad que los ayuntamientos somos los que menos recursos y herramientas tenemos. Eso no significa que no podamos cooperar con las empresas, que son las que al final crean los empleos, por eso hemos incluido en el presupuesto de 2017 algunas partidas para favorecer esa creación de empleo. Por ejemplo el programa en colaboración con la escuela industrial, la financiación de emprendedores en el edificio de coworking habilitado para ellos, un incremento de las ayudas para abrir negocios, estamos ultimando la puesta en marcha de lanzaderas de empleo para grupos de desempleados que quieran sacar adelante un negocio, y vamos a elaborar un estudio de diagnóstico de nuestro mercado laboral. Es decir, vamos a tratar de fijar qué es lo que demandan las empresas, qué perfil de trabajador demandan, para tratar de adecuar la oferta a la demanda. Y eso sin olvidar que vamos a seguir apostando por la promoción de nuestra ciudad, porque el turismo es una fuente de ingresos muy importante para nosotros. Este año queremos aprobar un plan de apoyo al comercio para mejorar su competitividad y no hay que olvidar que el empleo también se genera con las inversiones, que tienen un efecto multiplicador en la economía, no sólo sirven para mejorar la ciudad, y con el gasto social, que también contribuye a crear y a mantener empleos. Así, los servicios públicos, sólo los principales, contribuyen a dar trabajo a mil quinientas familias.

Los servicios públicos del Ayuntamiento, sólo los principales, contribuyen a dar trabajo a mil quinientas familias

- El turismo está asociado al patrimonio histórico. El alcalde acaba de proponer una veintena de medidas de restauración de monumentos. ¿Saldrá adelante, hay visto bueno de la oposición?

- Creo que sí y en el presupuesto hemos querido reflejar recursos para esas medidas incluidas en los pactos propuestos por los alcaldes. Están muy avanzadas las conversaciones sobre los pactos por el empleo, la mejora del patrimonio y la seguridad vial. Hay sintonía con los grupos de la oposición y algunas de las medidas sobre el patrimonio presentadas por el alcalde son de la propia oposición. Somos una ciudad Patrimonio de la Humanidad y no hay que olvidar que es fuente de creación de empleo. Cuando se restaura a la vez se pone en valor un recurso turístico y los itinerarios de las torres de la Catedral o de la Clerecía han creado empleos. Ese modelo lo queremos poner en marcha ahora con el Palacio de Monterrey y con los Dominicos.

- ¿Qué le diría a quienes consideran que mucho turismo pero el dinero va para los mismos hosteleros y que en la ciudad hay poca industria, que es lo que realmente hace falta?

- En Salamanca el sector servicios siempre va a tener un peso importantísimo. Somos una ciudad de servicios y eso no hay que despreciarlo, son sectores muy importantes la hostelería y el comercio. Es verdad que tenemos una asignatura pendiente dotarnos de más tejido industrial, nunca hemos sido una ciudad industrial, como no lo son otras muchas ciudades de España, pero tenemos unas fortalezas que no tienen otras ciudades. No hay muchas ciudades que puedan presumir de ser Patrimonio de la Humanidad, Capital Cultural de Europa y líder en la enseñanza del español, que es también otra fuente de riqueza y asociada al sector servicios. Tenemos que sentirnos orgullosos de aquellas cosas que nos distingan de otros.

Ahora tenemos que intentar esa mayor industria. Salamanca es un nicho apropiado para tratar de generar industria vinculada al talento y el conocimiento. Tenemos dos universidades y por lo tanto Salamanca es un destino muy atractivo para atraer inversiones que generen industria vinculada a la investigación, el desarrollo y la innovación, el I+D+i. Actualmente tenemos en marcha un programa directamente vinculado a ese objetivo junto con la Fundación Española de la Ciencia y la Tecnología y la Universidad de Salamanca, tratando de atraer a Salamanca a jóvenes promesas de la investigación para que desarrollen aquí sus proyectos y se asienten aquí, con el fin de que esos jóvenes creen aquí sus equipos.

- ¿Y dónde se asentarían esos proyectos empresariales?

- Tenemos un Parque Científico de la Universidad.

- Pero está en el término municipal de Villamayor de Armuña, pagarían allí los impuestos.

- Pero no hay que olvidar que la mayor parte de la gente viviría en Salamanca y harían sus gastos en Salamanca. No tenemos que ver con recelo que una empresa se asiente en la frontera de nuestro término municipal, porque al final es también fuente de riqueza para nosotros. No obstante, estamos trabajando con la Universidad para tener una extensión del Parque Científico dentro de nuestro término municipal. Después, es importante que el Ayuntamiento disponga de suelo industrial.

- Ahí está pendiente de culminarse el proyecto de Zaldesa en la carretera de Doñinos de Salamanca, junto con el desarrollo de la línea ferroviaria hasta Portugal.

- Tenemos ya el Centro de Transportes, en pleno rendimiento, y Mercasalmanca, un suelo industrial con una finalidad muy definida, de comercio mayorista agroalimentario, pero también estamos trabajando en un suelo industrial con otra finalidad muy concreta, asociada a la investigación, en el sector de Peña Alta, cuya urbanización ya se incluye en el presupuesto del Ayuntamiento para 2017. Así podemos tener en las manos un suelo que se pueda poner a disposición de empresas que se quieran asentar en Salamanca, porque es una de las principales demandas de las empresas. Es verdad que tenemos polígonos industriales pero estamos hablando de suelo industrial para proyectos potentes. Además, este año queremos promocionar a Salamanca no sólo como destino turístico, sino también como destino de inversiones empresariales.

Este año queremos promocionar a Salamanca no sólo como destino turístico, sino también como destino de inversiones empresariales

Nos falta la cuarta pata, la conexión ferroviaria. Es importante una decisión que ya ha anunciado el Gobierno, transformada en hechos, la electrificación de la línea desde Salamanca hasta Fuentes de Oñoro. Esto ya está en marcha, en proceso de declaración de impacto ambiental, es un compromiso firme del Gobierno y ha pedido fondos a la Unión Europea. Además, contamos con que el Gobierno portugués, ya habiendo conseguido fondos europeos, para modernizar la línea desde Oporto a través de Aveiro, que ya está electrificada, pero la van a mejorar. Será un espaldarazo importante para asentar empresas en el Puerto Seco.

Comentarios
Lo más