Amplio dispositivo de seguridad para evitar botellones en la calle y tráfico de drogas...

Amplio dispositivo de seguridad para evitar botellones en la calle y tráfico de drogas...

Amplio dispositivo de seguridad para controlar a las decenas de miles de jóvenes que se dan cita en Salamanca este jueves con motivo de la Nochevieja Universitaria. Al caer la tarde se ha reforzado la presencia de los agentes en la calle, evitando el consumo de alcohol y la presencia de drogas, al igual que la Policía Nacional, en labores de prevención del tráfico de sustancias estupefacientes. Por su parte, la Guardia Civil controla todos los accesos a la ciudad, con controles de alcoholemia, de drogas y revisión exhaustiva de los vehículos. 

Hasta el momento destaca que la Policía Local ha precintado el Campo de San Francisco para evitar el macrobotellón que se produjo el año pasado durante las horas previas a las campanadas en la Plaza Mayor. Por eso, muchos jóvenes han optado por los 'botellones caseros', pero la fiesta se le ha ido a alguno de las manos, más bien de la voz, pues por ejemplo en la plaza de la Constitución ha sido desalojado un piso con una veintena de jóvenes tras una denuncia de un vecino por el excesivo ruido.

El operativo de la Policía Local de Salamanca para controlar la celebración de esta reunión multitudinaria y salvaguardar la seguridad ciudadana está integrado por noventa agentes que contarán con el apoyo de los correspondientes vehículos-patrulla y unidades móviles de vigilancia, así como con la colaboración del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, que dispondrá de una dotación adicional al dispositivo habitual del parque de bomberos. El Cuerpo Nacional de Policía, con un segundo cinturón policial en el centro de la ciudad, y la Guardia Civil, que ha implantado una serie de controles de tráfico y seguridad en los principales accesos a la ciudad, completan el operativo previsto.

Regulación del tráfico

Desde primeras horas de la tarde de este jueves se ha activado el operativo de recepción de visitantes, produciéndose cortes intermitentes de tráfico en la zona de la Vaguada de la Palma, desde la glorieta de los Milagros, para posibilitar el acceso y la parada momentánea de los autobuses durante la descarga de los viajeros, y su posterior salida hacia la zona exclusiva de estacionamiento habilitada en Salas Bajas.  Por tanto, la Policía Local ha facilitado el paso de los autobuses, pero no permitió el estacionamiento en la propia Vaguada y tampoco en todo el perímetro de la primera vía de ronda (ronda entre puentes, paseo del Rector Esperabé, paseo de Canalejas, avenida de Mirat, paseo de Carmelitas, paseo de San Vicente, paseo del Desengaño) ni en el interior de la misma.

Y desde las 19:00 horas se han cortado al tráfico de vehículos varias calles del centro de la ciudad: calle Correhuela, calle Pozo Amarillo, plaza del Mercado, calle Varillas, calle Quintana, calle Juan del Rey, calle Prado y calle Iscar Peyra. Las paradas de los autobuses urbanos de las plazas del Mercado y Poeta Iglesias se desplazan a la Gran Vía, mientras que las paradas de taxis de la plaza de Mercado y la calle San Teodoro se trasladan a una única parada provisional en la plaza de San Julián.

Desde las 23:00 horas, y siempre en función de la afluencia de público, pueden cortarse al tráfico de vehículos la Gran Vía (desde la plaza de España y desde la calle Arroyo de San Domingo), la cuesta de Sancti Spiritus (desde el paseo de Canalejas) y la calle Crespo Rascón (desde el paseo de Carmelitas).

 

Comentarios
Lo más