La Alianza solicita una reunión urgente de la Mesa de la Leche ante los bajos precios en origen

La Alianza solicita una reunión urgente de la Mesa de la Leche ante los bajos precios en origen

La Alianza por la Unidad del Campo,  que forman las organizaciones UPA y COAG, han trasladado a la consejera de Agricultura la necesidad de que se reúna con carácter de urgencia la Mesa de la Leche de Castilla y León.

La presión insoportable a la que están sometiendo las industrias lácteas a los ganaderos de la región con bajadas en los precios de tres céntimos de euro por litro de leche en el primer trimestre del año, deja al borde del precipicio a los productores de esta comunidad autónoma.

UPA y COAG denuncian esta situación de bajos precios en origen de la leche en unos momentos en los que las subidas de los costes de producción en muchos casos son inasumibles para los ganaderos.

El precio medio de los piensos concentrados para vacuno de leche se ha incrementado desde el año 2009 más de un 17 %, y a lo largo de este mes habrá nuevas subidas. A esto hay que añadir que el gasóleo agrícola ha subido un 40 %, la energía eléctrica un  7 % más, y los medicamentos para el ganado también han sufrido alzas considerables.

A esta terrible situación hay que añadir la situación de sequía que llevamos sufriendo desde hace meses, y que ha afectado directamente  a los pastos, forrajes y a un encarecimiento aún mayor de la paja, obligando a los ganaderos a proporcionar alimento a los animales a base de pienso. 

La Alianza de UPA y COAG denuncia la irresponsabilidad de las industrias lácteas que en una situación límite como la que llevan sufriendo los ganaderos de leche de nuestra región desde hace tiempo, siguen apretando más y más a los productores. Ambas organizaciones solicitamos que paguen por la leche el precio que verdaderamente cuesta producirla.

En una situación como la actual la Alianza por la Unidad del Campo, considera necesaria una reunión de la Mesa de la Leche de Castilla y León para hacer un llamamiento al sector y a la Administración regional para que se garantice un justo reparto del valor de la leche y de los productos lácteos a lo largo de la cadena. De lo contrario, las explotaciones ganaderas de leche de Castilla y León verán peligrar seriamente su futuro a muy corto plazo. 

Comentarios
Lo más