La inflación se acerca a valores positivos pero no al ritmo que el resto del país

La inflación se acerca a valores positivos pero no al ritmo que el resto del país

La inflación anual del Índice de Precios al Consumo (IPC) continúa en valores negativos en la provincia de Salamanca. En mayo fue del -0,8%, cuatro décimas más cerca de valores negativos pero muy por debajo de la media nacional, en el -0,2%. Y es que pese a subir seis décimas respecto al mes anterior principalmente por el incrementos de carburantes, ropa y alimentos, el fuerte descenso de la vivienda, además de una ligera bajada en electricidad y gas, hacen que la inflación no llegue hasta valores positivos.

Los grupos con mayor influencia en esta subida son el transporte, que presenta una tasa del –2,2%, más de un punto por encima de la del mes anterior debido, fundamentalmente, al aumento de los precios de los carburantes y lubricantes, frente a la estabilidad del año pasado. También alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación del 1,3%, casi un punto más que en abril. Destaca en esta evolución la subida de los precios de las frutas frescas, mayor que la de 2014. También influyen, aunque en menor medida, la bajada de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, inferior a la registrada el año pasado, y los incrementos de los precios de las patatas y sus preparados y de los aceites, frente a los descensos de mayo de 2014.

Además, influyen las comunicaciones, cuya tasa aumenta más de un punto y medio y se sitúa en el –1,9%, a causa de la subida de los precios de los servicios telefónicos este mes; y el ocio y cultura, que registra una variación del –0,8%, cinco décimas superior a la del mes pasado, como consecuencia de la bajada de los precios del viaje organizado, menor este mes que en 2014. Hoteles, cafés y restaurantes, con una tasa del 0,9%, tres décimas por encima de la de abril, debido al incremento de los precios de los hoteles y otros alojamientos este mes, mientras que el año pasado descendieron.

A pesar del incremento de la tasa anual del IPC general, cabe reseñar la bajada de la tasa de vivienda, cuya variación anual se reduce cinco décimas hasta el –2,4%, a causa del descenso de los precios de la electricidad y, en menor medida, del gas, frente a la estabilidad registrada en mayo de 2014. 

Comentarios
Lo más