Herrera destaca el “enorme esfuerzo” para prestar “una atención sanitaria razonable, integrada y amplia”

Herrera destaca el “enorme esfuerzo” para prestar “una atención sanitaria razonable, integrada y amplia”
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, recalcó que el Gobierno autonómico está haciendo un “enorme esfuerzo” para prestar “una atención sanitaria razonable, integrada y amplia” en toda la Comunidad. Así lo apuntó tras ser recibido a su llegada a la Feria Internacional del Turismo de Interior (Intur) por decenas de vecinos de la comarca de Las Arribes del Duero que protestaban por la reciente reordenación del sistema sanitario coreando el lema 'Sin Urgencias no hay turismo”. 
 
“Somos conscientes de que al adoptar determinadas medidas se provoca crítica y enojo, pero hay que situar los datos en su realidad. En Los Arribes, desde hace muchos años, hay dos zonas básicas de sanidad. Esa guardia nocturna de atención nocturna se encontraba hasta ahora duplicada. En su momento se decidió en qué localidad se ubicaban los centros de salud, y se estableció uno en Vitigudino y otro en Aldeadávila, y al mismo tiempo esas guardias médicas de urgencias 24 horas al día se atendían en dos consultorios locales de la zona, el de Villarino y el de Barruecopardo”, explicó. “Se ha tomado la decisión, también en otras provincias, de concentrar las urgencias sanitarias nocturnas entre las 22.00 y las 8.00 horas en los centros de salud”, añadió.
 
Según comentó el jefe del Ejecutivo, en los 150 centros de salud existentes en el medio rural de Castilla y León hay atención de guardias nocturnas las 24 horas del día, y por tanto al menos en cada uno de esos centros de salud hay un médico y una enfermera de urgencias. Herrera detalló que en el caso de Los Arribes se ha decidido concentrar las urgencias en los dos centros de salud preexistentes, que cuentan en ambos casos con un soporte vital básico operativo 24 horas al día todo el año. “En Aldeadávila se mantiene la guardia de un médico y una enfermera, en Vitigudino hasta ahora la guardia era de dos médicos y una enfermera y ahora se ha añadido una enfermera más”, precisó.
 
Además, se ha establecido un procedimiento de coordinación a través del 112 y se permite la atención en el centro de salud más próximo al ciudadano. “Se mantiene esa atención 24 horas pero además en esos dos consultorios locales (Villarino y Barruecapardo) se mantienen las urgencias en horario diurno, desde las 15.00 hasta las 22.00 horas, y los fines de semana y festivos de 8.00 a 22.00 horas”, desgranó.
 
“Pese a esta reorganización, las urgencias de ambos centros atenderán una media de 2 y 2,4 personas cada noche del año. Por eso estamos hablando de un enorme esfuerzo que cualitativamente es imprescindible, porque si no hay atención no hay calidad de vida, y si no hay calidad de vida efectivamente no hay turismo”, valoró. Finalmente, Herrera también recordó que hoy también se han concentrado personas procedentes de Pradoluengo (Burgos), donde hay un centro de salud, y hay otro a 12 kilómetros en Belorado, que cuentan con “comunicación inmediata entre ambos”.
Comentarios
Lo más