La Junta regulará la figura del asistente personal para una vida independiente en personas con discapacidad

La Junta regulará la figura del asistente personal para una vida independiente en personas con discapacidad

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y el presidente de PREDIF-CERMI, Francisco Sardón, han inaugurado la tercera jornada ‘Asistencia personal: situación actual, modelos de gestión’. Aquí se han dado a conocer las conclusiones del estudio realizado por la Junta, con el aval de la colaboración de Intras, Feafes, Respirávila, Autismo, Futudis y Feaps. Se trata de un estudio en el que la Junta ha querido conocer, a través de las experiencias y necesidades de las personas con discapacidad, sus familiares y las entidades del tercer sector que trabajan con ellas, las particularidades y beneficios de una figura novedosa, para planificar el desarrollo futuro de todo su potencial.

La asistencia personal es una prestación económica que garantiza una atención personalizada en la búsqueda de un proyecto de vida independiente. La persona puede elegir el tipo de servicio que mejor se adapte a sus necesidades y requerir el apoyo de un asistente personal para aspectos como las necesidades de la vida diaria, el acompañamiento en el ámbito educativo, apoyo al empleo, tareas personales, gestiones ordinarias o asistencia a recursos sanitarios, sociales o de ocio, entre otros.

Han sido seis las entidades que  participan en el pilotaje y 50 las personas seleccionadas para el desarrollo del estudio de las provincias de Ávila, Burgos, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora. El estudio se ha centrado en personas con discapacidad intelectual y discapacidad por enfermedad mental. Se han tenido en cuenta las opiniones y valoraciones de los distintos agentes implicados: persona con discapacidad, sus familiares, el asistente personal, los gestores del servicio y los gerentes de las entidades implicadas.

La consejera ha avanzado que los resultados son satisfactorios y confirman algo que ya se venía constatando: que la figura del asistente personal representa un gran apoyo, tanto para la persona con discapacidad como para sus familiares y contribuye a un cambio en la concepción de la atención que coloca a la persona en el centro de la atención y de la toma de decisiones. Al mismo tiempo, esta figura se ha valorado como un importante instrumento de empoderamiento y de la autonomía personal; facilita la integración comunitaria; permite la incorporación social y que las personas con discapacidad puedan mantenerse integrados en sus entornos con participación comunitaria.

Alicia García ha señalado que, a raíz de todo este trabajo y los resultados, la Junta seguirá promoviendo y profundizando en esta figura, con diferentes acciones que conduzcan, en un futuro, a la regulación normativa del asistente personal, para garantizar la atención especializada y una vida independiente en las personas con discapacidad.

La primera de ellas será difundir esta novedosa prestación para que las entidades y los profesionales la ofrezcan como recurso. La intención es incrementar el conocimiento y uso de esta figura para que los profesionales y las familias la demanden al haber demostrado su eficacia para necesidades muy diversas en las personas con discapacidad. García ha manifestado que, además de a personas con discapacidad, la Junta va a extender la prestación de asistencia personal al ámbito de las personas mayores con dependencia. Junto a esto, también se va a profundizar en la asistencia personal a través de las entidades del tercer sector, incidiendo en la formación de formadores con discapacidad, como vehículo de integración social para las personas con discapacidad.

Comentarios
Lo más