Un tercio de los escolares carga su mochila un 30 por ciento más del peso recomendado

Un tercio de los escolares carga su mochila un 30 por ciento más del peso recomendado
La Organización Médica Colegial (OMC) y la Fundación Kovacs presentaron la duodécima edición de la Campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los escolares españoles. Por parte de la OMC intervino el doctor Serafín Romero quien incidió en la importancia de este tipo de campañas para fomentar la educación para la salud. Por su parte, el doctor Kovacs, presidente de la Fundación Kovacs, advirtió que un tercio de los escolares cargan con un 30% más del peso recomendado, cuando lo habitual, según indicó "es que el peso de la mochila no supere el 10% del peso corporal del escolar". Asimismo, se centró en la importancia de realizar deporte de forma regular, como principal medida que ha demostrado ser eficaz para la prevención de las dolencias de espalda.
 
El doctor Kovacs recordó la existencia de estudios científicos, según los cuales, antes de los 15 años, cerca del 51% de los chicos y más del 69% de las chicas ya ha padecido dolor de espalda, lo que limita sus actividades diarias y aumenta significativamente el riesgo de que padezcan estos dolores de forma crónica al ser adultos. Además, con el paso del tiempo ?dijo- el dolor tiende a aumentar de intensidad y extenderse a otras zonas, por lo que conviene prevenirlo desde edades tempranas.
 
Para el vicepresidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, esta campaña de Prevención del Dolor de Espalda entre los Escolares "se ajusta al compromiso de los médicos con la prevención de la salud, más aún si tenemos en cuenta de que se trata de niños en edad de desarrollo que es, precisamente, cuando la prevención y el fomento de hábitos saludables conlleva mejores resultados en salud". "Al mismo tiempo ?añadió- supone un ahorro de costes porque las dolencias de espalda tienen una importante repercusión económica en la asistencia sanitaria pública".
 
El doctor Romero destacó, en este sentido, la labor que la Fundación Kovacs está llevando a cabo con los escolares españoles, traducida en esfuerzo, dedicación, trabajo, que se asemejan en buena medida con los valores que desde la OMC se transmiten sobre el profesionalismo médico, entendido como un conjunto de principios éticos y deontológicos, de valores y conductas, que permiten que los ciudadanos sigan manteniendo la confianza en su médico. Valores que, como recordó el vicepresidente de la OMC, "salen también a escena a la hora de difundir campañas como ésta de prevención del dolor de espalda entre los escolares", "un auténtico problema de salud pública, por el número de afectados, por la morbilidad que produce y por la incapacidad que causa", como señaló.
 
Es por ello que, según remarcó, "hay que incidir en las medidas existentes para su prevención e, inclusive, en los medios disponibles para poner freno a este problema. Entre ellos, citó la transmisión de la información necesaria a los ciudadanos, como parte importante de la campaña, "en la que se incide en cada edición y que tan buenos resultados está arrojando en parcelas como el de la educación para la salud".
 
El vicepresidente de la OMC hizo alusión, además, a los agentes que pueden contribuir a potenciar los cambios necesarios para la efectividad de campañas como la promovida por la Fundación Kovacs. "Son precisos cambios de actitudes, pero también en las políticas sociales de las Administraciones aplicadas a cada ámbito, como el de la educación, en este caso, que permitan adaptar el entorno del alumno a sus necesidades: mobiliario adecuado en las aulas, taquillas para depositar adecuadamente el material escolar, etc.".
 
Medidas de eficacia

Según explicó el doctor Francisco Kovacs "el efecto del ejercicio físico se ejerce tanto a través de mecanismos específicos (el desarrollo de la potencia, resistencia y coordinación de la musculatura que protege el resto de las estructuras de la columna vertebral y reduce la carga que soportan) como inespecíficos (como la mejora del riego sanguíneo ?del conjunto de la musculatura y otros tejidos-, o el aumento de la confianza en la propia capacidad física)". Por eso -explica- "más importante que cuál sea el ejercicio o deporte concreto que practique un niño, lo fundamental es que lo haga de manera regular". En concreto, es recomendable realizar ejercicio físico o deporte como mínimo dos veces a la semana, en días no seguidos, durante un total de tres horas semanales como mínimo.

 
"Además -añadió-, los estudios científicos realizados demuestran que la actividad física es necesaria para que la columna vertebral adquiera su forma definitiva, y realizar ejercicio de manera periódica reduce el riesgo de padecer dolencias de la espalda y aumenta la probabilidad de que si aparece dolor, éste sea de corta duración".
 
No obstante, advirtió que la práctica muy intensa de deporte a nivel competitivo aumenta el riesgo de padecer dolor de espalda, probablemente porque facilita las sobrecargas, lesiones o desequilibrios musculares. Por eso, los jóvenes deportistas de élite tienen que seguir programas de entrenamiento adecuados, que eviten prácticas potencialmente lesivas para su espalda, y seguir estrictamente las pautas marcadas por sus entrenadores.
 
Evitar excesivo peso de la mochila
El excesivo peso del material escolar que los niños cargan diariamente, la incorrecta manera de transportarlo, o el mobiliario escolar inadecuado, también constituyen factores asociados a un mayor riesgo de sufrir dolor de espalda.
 
El presidente de la Fundación Kovacs insistió en que cuanto mayor sea el tiempo y peso de transporte de la cartera o mochila, y peor el estado muscular del niño, hay mayores posibilidades de padecer dolencias lumbares. Estudios internacionales demuestran que los escolares que tienen taquillas en sus colegios padecen menos dolores de espalda, ya que no se ven obligados a transportar tanto peso de forma habitual.
 
Por ello, esta campaña recomienda a los pequeños no llevar más peso del necesario y si se dispone de taquilla en el colegio, usarla para no cargar innecesariamente la espalda.
 
Para llevar el material escolar, el Dr. Kovacs propone como alternativa a la mochila tradicional aquellas que tienen ruedas, para que la espalda no soporte el peso que los niños tienen que transportar a diario. "Y si la mochila es de tirantes, lo mejor en edades tempranas es situarla relativamente baja, en la zona lumbar, tan cerca del cuerpo como sea posible, y sujeta con un cinturón de manera que no se bambolee".
 
Comentarios
Lo más