La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha trazado las líneas estratégicas que van a marcar su mandato en materia sanitaria y de consumo. Uno de los puntos clave va a ser el impulso de un Plan de Transparencia del Sistema Nacional de Salud que permita avanzar en materia de calidad, cohesión y equidad en la atención sanitaria a los ciudadanos.

Para ello, se ha fijado tres ejes: pacientes como centro del sistema, profesionales como corazón que hace bombear el sistema y equidad e igualdad entre todos los españoles.

En cuanto a los profesionales, la ministra va a trabajar por consensuar criterios homogéneos de valoración de méritos en los procesos de movilidad, avanzar en la formación continuada y colaborar con las Comunidades Autónomas para mejorar la situación de la temporalidad.

En relación a los medicamentos, para hacer frente a las situaciones de desabastecimiento, el Ministerio va a impulsar un Plan de Garantías de Abastecimiento para mejorar la planificación, que se trabajará desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. En este sentido, la ministra ha defendido la importancia de las compras centralizadas para mejorar la estabilidad y la planificación y prevenir retrasos en la recepción de los medicamentos.

Por otro lado, el Ministerio coordinará un plan para la reducción de las listas de espera quirúrgicas que se sustentará en el intercambio de buenas prácticas y se consensuará en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Y apuesta por elaborar un baremo indemnizatorio para los daños y perjuicios sobrevenidos con ocasión de la actividad sanitaria, para favorecer así la seguridad de los pacientes, de los profesionales y de las instituciones sanitarias.

Comentarios