El almacén de los hospitales guarda productos obsoletos y sin codificar

El almacén de los hospitales guarda productos obsoletos y sin codificar
La auditoría practicada por la Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León sobre la gestión de los hospitales de Salamanca durante el año 2011, que SALAMANCA24HORAS les viene detallando en exclusiva desde hace tres días, no sólo analiza la contabilidad llevada a cabo por la gerencia, sino también otros aspectos del funcionamiento diario en el complejo hospitalario. Por ejemplo, en los almacenes o en los suministros, donde también hay prácticas que no se ajustan a la normativa vigente.

El informe señala que el almacén de mantenimiento del Hospital Virgen de la Vega no está bien acondicionado, pues está muy abarrotado, contiene productos obsoletos (retirados de plantas y que colocan junto con el resto de materiales inventariados), además de que los productos de este almacén no están codificados y en muchas ocasiones se identifican de forma genérica.

Por su parte, en el almacén de mantenimiento del Hospital Clínico se identifican los productos con etiquetas con código de barras. Dentro del mismo existe un espacio con materiales de fontanería, mecánica y de electricidad a los que se les dio salida, no llegaron a ser utilizados y volvieron al almacén sin darles nueva entrada.

Cabe resaltar que el almacén general suministra material almacenable al 112. Los almacenes de farmacia suministran fármacos a la Gerencia de Atención Primaria, 112, Cruz Roja, Cáritas, Proyecto Hombre, ONG e incluso otras Gerencias por necesidades puntuales. Sin embargo, “no existen instrucciones para el cierre de operaciones a final del año. No se han implantado, de forma sistemática y homogénea, procedimientos de organización de almacenes, inventario permanente, inventario físico e inventario contable”, según detalla el informe en su página 141. 

En cuanto al control de las existencias, no se realizan recuentos en los almacenes de mantenimiento desde 1987. En los almacenes de farmacia durante el 2011 no se ha realizado ningún recuento general, se realizan recuentos periódicos de medicamentos de alto impacto. Es más, en los almacenes de farmacia, existen desviaciones superiores al 10% en la mitad de los productos revisados. “Durante el 2011 apenas se han producido regularizaciones ya que no se ha realizado ningún recuento general, por lo que existen más diferencias que en ejercicio anteriores”, concluye el informe en este apartado.

Comentarios