Zamora busca familias para ofrecer unas ‘Vacaciones en paz’ a los niños saharauis

Zamora busca familias para ofrecer unas ‘Vacaciones en paz’ a los niños saharauis

Durante este sábado la bandera saharaui ondea en el balcón de la Casa de las Panaderas. Un gesto más de la ciudad de Zamora para reivindicar los derechos del pueblo saharaui desde que en 1975 dejara de ser colonia española. En este sentido, Inés Prieto, presidenta de la asociación Zamora con el Sáhara, denuncia la “pasividad” de los organismos internacionales a lo largo del tiempo: “los saharauis llevan cuarenta años de refugiados y no se ha tomado ninguna medida… es una crueldad”. Pese a que el plazo del Plan de las Naciones Unidas para convocar un referéndum sobre el Sáhara Occidental expira el próximo 30 de abril, todo hace indicar a que el mandato de la misión se volverá a prorrogar un año más. “Eso quiere decir que vuelven a jugar con nosotros”, puntualiza Salamu. “Pero ¿hasta cuándo se va a seguir ampliando el plazo de año en año?”, se pregunta.

El joven saharaui de 22 años llegó a España en el 2002 a través del programa ‘Vacaciones en paz‘ y asegura que no quiere volver al campo de refugiados: “Allí tengo a mis padres y a mis cuatro hermanos pero en Zamora casi ya tengo más de media vida”. Ahora vive con su familia de acogida gracias al proyecto de continuación MADRASA y recuerda que cuando llegó a España con tan sólo ocho años, no sabía “ni pedir permiso para ir al baño”. Sin embargo, desde el primer momento supo que quería quedarse: “las oportunidades de formación las tengo aquí y con ellas puedo adquirir una vida más digna. Allí no hay la más mínima posibilidad, es un desierto, no hay vida animal ni actividad”. El joven saharaui ha estudiado gestión administrativa, trabaja de forma temporal para una asociación y no se imagina su vida si hubiera regresado al campamento. 

No obstante, “no todos estamos preparados para vivir aquí”, señala. Un ejemplo: su hermana pequeña, quien no concibe la vida tan alejada de su familia. “Es cierto que tenemos otra mentalidad y debido al contexto, maduramos antes, pero la situación tampoco es fácil para las madres allí”, apunta. 

Por ello, asegura que el programa ‘Vacaciones en paz’ durante el periodo estival otorga una “satisfacción inmensa” a las familias de acogida y los niños regresan habiendo vivido una “experiencia inolvidable”. ¿Los requisitos? “Que les quieran”, apunta Inés. Tal y como explica la presidenta de la asociación, aunque no tienen problemas médicos, los más pequeños suelen presentar los niveles de anemia un poco alterados debido a las deficiencias nutricionales de la comida de los campamentos. Por ello, desde el colectivo Zamora con el Sáhara se les pide a las familias que sometan a los niños a sencillas revisiones médicas con el fin de corregir esos valores durante los dos meses que pasan en Zamora. 

El pasado año, Zamora acogió a 45 niños de entre 8 y 12 años y el plazo de inscripción para el programa de este verano no ha hecho más que comenzar. Es cierto que el contexto de crisis económica ha influido en agrupaciones de otras provincias que dependían única y exclusivamente de las ayudas de las instituciones pero, debido al “movimiento” de Zamora con el Sáhara, las arcas de la asociación permiten costear los billetes de avión de los niños (unos 800 euros cada uno). Por ello, Prieto recuerda la importancia de la participación de los ciudadanos en actividades benéficas como una comida solidaria o una ruta de vehículos 4x4, previstas para las próximas semanas. 

INSCRIPCIONES

Aquellos interesados en el programa de acogida pueden ponerse en contacto sin ningún tipo de compromiso a través del número de teléfono 639 071 864. El plazo de solicitud ya está abierto y la fecha límite para inscribirse es hasta el 30 de abril. Inés invita a todos los zamoranos a ser partícipes de esta experiencia enriquecedora en la que “muchas veces aprendemos más nosotros de ellos porque nos enseñan a vivir sin nada”. 

Comentarios
Lo más