Declaración de impacto ambiental favorable para reabrir la mina de wolframio

Declaración de impacto ambiental favorable para reabrir la mina de wolframio
El proyecto para la reapertura de la mina de wolframio en Barruecopardo ha recibido una declaración de impacto ambiental favorable, pasando así uno de los requisitos previos al inicio de los trabajos. Una iniciativa que, según afirma el apoderado general de la empresa, Stephen Nicol, supondrá la creación de 110 puesto de trabajo director y alrededor de 200 indirectos.
 
La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró.  Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea. 
 
Saloro ha liderado un amplio proceso de investigación y estudios de campo en la zona durante los últimos siete años. Como resultado, la compañía ha demostrado la viabilidad y fortaleza técnica y económica de su proyecto minero en Barruecopardo. Una vez obtenida la aprobación, este proyecto estaría en disposición de producir entre el 10 y el 12% de wolframio mundial, no procedente de China, líder mundial de producción de este mineral con el 85% de la cuota de mercado. 
Comentarios