El PSOE alerta de una privatización encubierta de servicios con la reforma de la administración local

El PSOE alerta de una privatización encubierta de servicios con la reforma de la administración local
La vicesecretaria provincial de Política Institucional del PSOE y alcaldesa de Doñinos de Salamanca, Carmen García, y el portavoz en el comisión ejecutiva socialsita, José Luis Mateos, han ofrecido una valoración sobre las novedades de la reforma de la Administración Local propuesta por el Gobierno, con su especial incidencia en Castilla y León pero sobre todo en la provincia charra. Así, se ha presentado el noveno borrador de la reforma, que a juicio de los socialistas no mejora apenas los anteriores.

"No busca la eficiencia de los servicios públicos, sino que hay un trasfondo negativo que es la privatización", afirmó Mateos. Explicó que con la excusa de pasar las competencias de los ayuntamientos a las diputaciones, éstas no podrán hacer frente, con lo que externalizarán los servicios públicos hacia empresas privadas que encarecerán el coste para los ciudadanos. Y es que las diputaciones no están preparadas para asumir más competencias, continuó Mateos, lo que repercutirá en una peor calidad de los servicios para abaratar los costes.

También denuncia el PSOE una menor autonomía municipal para dar más poder a las diputaciones, cuyos miembros son elegidos de manera indirecta. "De alguna manera se deslegitima a quienes han sido elegidos por los ciudadanos y están todos los días con sus vecinos". Algo a su juicio injustificado, pues la deuda de los ayuntamientos pequeños es mínima, un 4%, en comparación con las autonomías y el Gobierno. Además, por ejemplo, Madrid acumula el 25% de la deuda de toda España. "El problema no está en los ayuntamientos pequeños, no es cierto que sea la administración que malgasta el dinero. Esta reforma es una vuelta al pasado, más que ajustes, parece un ajuste de cuentas", manifestó José Luis Mateos.

Por su parte, Carmen García denunció la "postura impresentable del ministro Montoro, que en dos años ha cambiado 28 veces de opinión". Ahora se propone que la Federación Española de Municipios y Provincias no forme parte de las decisiones que se adopten sobre los ayuntamientos, lo que perjudicará a provincias como Salamanca, con 362 municipios con una gran dispersión. Así, se fijará un coste estandar para los servicios sin tener en cuenta que no es lo mismo recoger la basura en un edificio de un municipio de 5.000 habitantes en Valencia que en diez pueblos con casas dispersas en Salamanca. Por lo tanto, será más caro en Salamanca que en otras provincias.

Ante esta situación, el PSOE pide al Gobierno del PP "que se bajen a la carretera y recorran España para conocer la realidad de los pueblos". Además, los socialistas lamentan "la política del miedo", con la amenaza de intervenir los ayuntamientos que no cumplan con sus cuentas.

Comentarios
Lo más