Los expertos buscan alternativas ante el próximo cese voluntario de castración porcina

Los expertos buscan alternativas ante el próximo cese voluntario de castración porcina
Cerca de 100 profesionales de la cadena de producción de carne de cerdo y jamón en nuestro país, desde productores e industriales hasta veterinarios y representantes de la administración pública nacional y europea, se dan cita desde esta martes en Barcelona en el marco del encuentro ‘Bienestar Animal: un futuro sostenible para la producción de jamón’, organizado por el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y la Unidad de Bienestar Animal de la Dirección General de Salud y Consumo de la Unión Europea.
 
El objetivo principal ha sido evaluar el impacto de la próxima entrada en vigor (2018) del cese voluntario de la castración en cerdos en el proceso de producción de jamón curado en los Estados miembros.
 
Durante el encuentro, el director de la Unidad de Bienestar Animal de la Dirección General de Salud y Consumo de la Unión Europea, Andrea Gavinelli, informó sobre las últimas novedades en materia de Bienestar Animal en la Unión Europea, afirmando que los consumidores europeos “han demostrado que la dimensión ética es cada vez más utilizada para la diferenciación de los productos de origen animal que va más allá de los requisitos mínimos de la legislación europea”.
 
En este sentido, Gavinelli señaló que “el bienestar de los animales de granja se perfila como un área potencial de valor añadido para los fabricantes, minoristas y otros operadores de la industria de alimentos, contribuyendo a su imagen positiva ante el consumidor final”.
 
Vacunas que producen mejores jamones curados 
 
En el encuentro se mostraron, además, los resultados de estudios recientes llevados a cabo por un grupo de investigación del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), de la Generalitat de Catalunya, sobre ‘Producción de cerdo sostenible: calidad de canal y carne y aceptación por los consumidores de cerdos vacunados contra el olor sexual de la carne’, que demuestran que la vacunación es una buena alternativa a la castración quirúrgica. 
 
Se trata de trabajos de investigación que evalúan el efecto de la vacunación de los cerdos en la calidad de canal y carne, en comparación con cerdos enteros, cerdos castrados y hembras, en la producción de jamón curado incluyendo un estudio con machos Duroc.
 
En este sentido, Marina Gispert y Maria Font –ambas investigadoras del IRTA- coincidieron en señalar que que la vacunación de los cerdos es “una buena alternativa”, ya que además de evitar el olor sexual en la carne, tan rechazado por los consumidores, los cerdos vacunados producen una materia prima adecuada para hacer los jamones curados de alta calidad. “Se trata de jamones más similares a los de las hembras, en lo que a espesor de la grasa se refiere y con diferencias muy pequeñas en cuanto a composición de carne y ácidos grasos, respecto a hembras y animales castrados”.
 
 
Comentarios
Lo más