Oficina de Rehabilitación: asesoramiento gratuito para hacer un edificio más eficiente 

Oficina de Rehabilitación: asesoramiento gratuito para hacer un edificio más eficiente 

Lucha contra el cambio climático, pobreza energética y accesibilidad son términos que durante los últimos años se han vuelto más comunes entre la sociedad. Retos en los albores del siglo XXI que no sólo se consiguen con acciones cotidianas, sino también moldeando nuestro entorno. Por ejemplo, en el edificio donde residimos. Porque no todos los inmuebles contaminan igual, ni suponen el mismo ahorro para una familia o le facilitan su habitabilidad. 

Para mejorar estas cuestiones, el Ayuntamiento de Salamanca desarrolla diversas actuaciones para impulsar la modernización y regeneración de los barrios y mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Por ello cuenta con la Oficina Municipal de Rehabilitación, situada en la sede del Patronato de la Vivienda y Urbanismo (calle Pozo Amarillo 2), que presta gratuitamente asesoramiento y apoyo técnico y jurídico a propietarios de edificios, comunidades de vecinos, empresas, profesionales y asociaciones de vecinos.

Y es que, por ejemplo, un edificio acorde con la normativa energética puede suponer menor coste cada mes en calefacción, o si dispone de todos los elementos de accesibilidad puede evitar que un familiar anciano tenga que ser atendido en una residencia por no disponer de un ascensor, con el consiguiente desembolso mensual. Son pequeños detalles que también tienen un retorno en el bolsillo de los consumidores.

Detalles que se notan sobre todo en edificios con más de cuarenta años, pues hasta 1979 no era obligatorio que un edificio tuviera calefacción, o un ascensor, ni siquiera aislamiento térmico. Desde entonces la legislación ha ido evolucionando para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, provocados sobre todo por inmuebles antiguos, energéticamente ineficientes (más de 5.200 en una ciudad con 9.800 edificios que contienen casi 100.000 viviendas). Para superar estos problemas se puso en marcha la Oficina Municipal de Rehabilitación, porque siempre es mejor poner un abrigo al edificio antes que tenga que ponerse uno cada vecino.

Desde su creación hace un año, ha recibido 285 consultas, pudiéndose realizar no sólo presencialmente, sino también por teléfono (923281888) o por correo electrónico (pmvu@aytosalamanca.es). Además, en la página web del Patronato Municipal de la Vivienda y Urbanismo, www.pmvu.es, hay un apartado específico sobre rehabilitación de edificios. Vidal y El Carmen son los barrios con más consultas, sobre todo debido a que sus edificios tienen que pasar la Inspección Técnica de Construcciones (ITC). Las asociaciones de vecinos del barrio del Oeste (ZOES) y San Bernardo (Asanber), las más activas.

Asesoramiento

Entre los servicios de asesoramiento que presta la oficina está la asistencia en los expedientes de rehabilitación de edificios, en la elaboración de informes y certificados relacionados con la Inspección Técnica de Edificaciones o el Informe de Evaluación Energética y el asesoramiento en la preparación de proyectos de obras y en la tramitación de autorizaciones y licencias. La mayor parte de las citadas consultas han sido efectuadas por comunidades de vecinos sobre materias referentes a la accesibilidad, como es la instalación o renovación de un ascensor y la eliminación de barreras arquitectónicas.

Los técnicos municipales, además de informarles de las ayudas económicas disponibles y de la posibilidad de acceder a otras mayores si las intervenciones se amplían con otras que incorporen criterios de ahorro y de eficiencia energética, realizan visitas de inspección para comprobar cada caso concreto.

A la vez elaboran gratuitamente una propuesta de solución integral de rehabilitación en los aspectos de conservación, accesibilidad y eficiencia energética que consiga mejorar la calidad edificatoria, la movilidad accesible y el ahorro económico en los consumos de energía, aumentando la calidad de vida de los vecinos.

Y es que hay edificio donde se plantea una mayor eficiencia energética. Entonces se realiza un informe con recomendaciones técnicas y jurídicas. De esta forma, particulares y comunidades de vecinos pueden encontrar una opinión independiente y conjunta a mayores de los intereses de empresas. El objetivo es que piensen en el edificio como algo global para establecer un plan de actuaciones, unas pautas a seguir, por ejemplo para evitar que en una obra posterior se tenga que deshacer algo ya reformado.

Gestión de ayudas, créditos y subvenciones

La Oficina Municipal de Rehabilitación también desarrolla un servicio muy útil y demandado por los salmantinos como es la información, tramitación y gestión de las ayudas, créditos y subvenciones disponibles para la rehabilitación de viviendas y la regeneración urbana. En la actualidad el Ayuntamiento cobra menos tasas municipales por la rehabilitación, además de facilitar los trámites de procesos generalmente farragosos, que en algunos casos pueden llegar a necesitar hasta catorce documentos diferentes.

Desde la Oficina Municipal de Rehabilitación se gestiona la concesión de las distintas ayudas, que pueden llegar a suponer la tercera parte de un presupuesto de obra: de fondos europeos FEDER; del Estado -como las ayudas del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), o los créditos del ICO para la rehabilitación de edificios y viviendas; de la Junta de Castilla y León -como el Plan Renove de Fachadas y Cubiertas o los Programas de Fomento de la rehabilitación edificatoria, de apoyo al informe de evaluación de edificios, de fomento de la regeneración urbana...; y del  Ayuntamiento de Salamanca -que ofrece una reducción en la tasa de licencia de obras por Inspección Técnica de Construcciones y una bonificación del ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) por instalación de paneles solares.

El objetivo principal de la Oficina Municipal de Rehabilitación es movilizar desde lo público a que lo privado se modernice en eficiencia energética, mantenimiento y accesibilidad. Muchos edificios de Salamanca han quedado vetustos y deben adaptarse a la normativa, pero de forma conjunta, no con parches esporádicos. El Ayuntamiento ayuda de forma gratuita a propietarios individuales y colectivos a que el gasto que puede suponer una reforma al final suponga menos coste a largo plazo.

Comentarios