Una obra marcada por los retrasos

Una obra marcada por los retrasos
Las obras del nuevo hospital de Salamanca comenzaron en el año 2008, cuyo proyecto data de 2006. Sin embargo la coyuntura económica de las empresas encargadas de la construcción del mismo y la falta de acuerdo por los accesos al complejo, situación que debía desbloquear el Ayuntamiento de Salamanca, Universidad y Sacyl, llevaron a que la obra acumulara hasta cuatro años de retraso según lo previsto inicialmente entre otras cuestiones
 
Ha sido este verano cuando, finalmente, parece que todos los problemas quedaron atrás y que las obras se reanudarían mostrando la mayor celeridad posible. Al menos ese es el deseo del alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, del consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, y de toda la ciudad que considera el nuevo hospital como un proyecto necesario. El plazo de finalización de las obras se mantiene, como se ha venido manifestando en numerosas ocasiones, para el año 2019.
Comentarios