“Los supuestos escándalos de Podemos son una artimaña para desprestigiarnos”

“Los supuestos escándalos de Podemos son una artimaña para desprestigiarnos”

El círculo de Podemos en Salamanca celebró en la tarde noche de este jueves una nueva asamblea. El objeto de la misma, como ha informó en el día de ayer uno de sus representantes, fue el discernir “si queremos apoyar a los compañeros de Ganemos en las municipales o si existe la viabilidad o la alternativa de acudir con una candidatura ciudadana propia”. Eso sí, como dio a entender, sin el paraguas de Podemos ya que la dirección nacional de la formación aprobó el no concurrir a las municipales. En definitiva, sea lo que sea, no se conocerá por lo menos hasta la semana que viene.

El que Podemos no se presente a las próximas elecciones municipales del mes de mayo, quizás, algunos lo vean como una falta de responsabilidad política o un simple acto de lavarse las manos. Según explicó este mismo representante antes del inicio de la asamblea local, “ahora somos una formación joven y corremos el riesgo de que mucha gente entre sin conocerla simplemente por sus siglas y entre únicamente con el fin de ocupar un puesto en el Ayuntamiento de Salamanca. Vamos a conocernos todos bien, a hacer las cosas despacio y sin prisa”. Por otra parte, reconoció “que en este momento no tenemos ni la estructura ni la capacidad para acudir a estas elecciones”.+

No obstante, se muestran confiados en obtener buenos resultados en futuros comicios y llegar a gobernar el consistorio salmantino. “Se puede cambiar esta ciudad, que le hace mucha falta, y es muy probable que podamos gestionar este Ayuntamiento para poder hacerlo. Estoy convencido que vamos a ganar”, señaló el portavoz de la formación. Eso a pesar de que, como también manifestó, “Salamanca es feudo de derechas y difícil de roer. Lo único que hace falta es ilusión y los partidos de la casta no la tienen”.

Finalmente, si algo ha caracterizado a Podemos desde sus inicios es dar muestra del hartazgo ciudadano ante, más que la política, los políticos actuales. El descontento y la indignación por los casos de corrupción que no dejan de salpicar a los grandes partidos. Sin embargo, la formación púrpura está también en el disparadero. 

El diario El Mundo destapó esta semana el caso por el que el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, se estaría beneficiando de una beca de unos 1.800 euros mensuales sin corresponder a las exigencias de dicha beca. Dicho de otro modo, de cobrar sin trabajar. La socialista Susana Díaz ya le instó a que devolviese el dinero. Por otra parte, también se investiga el que una productora de Pablo Iglesias, inscrita como ONG, hubiese facturado en cobro más de 30.000 euros por anuncios y documentales para el partido. Uno de los representantes de Podemos en Salamanca, preguntado por las cuestiones anteriores, ha zanjado que las publicaciones “son una artimaña más para desprestigiar la figura de este movimiento”.

Comentarios
Lo más