Un nuevo trofeo para el fútbol modesto

Un nuevo trofeo para el fútbol modesto

El nuevo trofeo pensado para la temporada que viene sigue su curso. El Hamburgo & Vasco de Gama nace con esa idea. Y se dice nace porque la directiva actual que está moviéndolo deja muy claro que el malogrado Vasco de Gama quedó atrás. Nueva es la directiva y nuevas las pretensiones de los mismos para un trofeo que intentará devolver la normalidad de los últimos años al fútbol modesto.

Todos, eso sí, conocen, desde todos los prismas posibles, el trofeo que se fue y saben lo que se hizo mal y lo que se puede hacer bien. Conocen, asimismo, la dificultad que conlleva el empezar de cero pero parte de la ilusión y las ganas de que, al menos, se recuerde al que fue el trofeo decano, el Vasco de Gama, que tuvo como último campeón a Caravanas Hernández que, incluso, se llevó el Ciudad de Salamanca. 

Desde esa melancolía surgió una idea que sigue abierta y cogiendo forma con aportaciones de todos. De momento, pueden ofrecer una inscripción económica, acorde a la visión del fútbol modesto, de solo cien euros por equipo y otros cien de fianza. La rebaja llega, sobre todo, en las fichas de los jugadores. Hasta veinte se pueden hacer de manera gratuita, siendo el precio de cuatro euros por cada uno desde esa cifra. Lo mismo ocurre con los entrenadores y delegados. Tres se harán sin coste y este será de cuatro a partir de ahí. Además, surge la novedad de poder realizar otra ficha gratuita en caso de lesión de un jugador. 

El precio por los arbitrajes seguirá siendo de 50 euros pero todos los colegiados, salvo los más competentes de la última etapa del Vasco de Gama, serán también nuevos. Las sanciones que puedan producirse en el transcurso del partido serán, sobre todo, deportivas mientras que el pago por las tarjetas será de uno y dos euros por amarilla y roja. Y todo se hará, sobre todo, de manera transparente. 

De momento son varios los que ya se han interesado por el funcionamiento del trofeo que dejará abiertas las inscripciones hasta abril, en principio, aunque no se descarta ampliar el plazo si fuera necesario. Lo que no se quiere es dejar colgado a ningún equipo ni dañar a otros trofeos. Solo se pretende que todos tengan su cabida y hacerlo de manera altruista, por el fútbol. 

Comentarios