UGT denuncia que hay servicios del hospital con casi cuarenta pacientes para apenas dos trabajadoras

UGT denuncia que hay servicios del hospital con casi cuarenta pacientes para apenas dos trabajadoras

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha emitido un comunicado para denunciar, una vez más, “la dominante y pésima organización en la gestión del hospital de Salamanca”. Según señalan desde el sindicato, dicha gestión vendría acusada directamente por las medidas tomadas al inicio del verano por la gerente Cristina Granados. “Los trabajadores sufren la improvisación y los continuos cambios de cartelera, de turnos y denegación de días. La falta de contratación de personal y de previsión hace que se desborden todos los servicios”.

UGT apunta que la gerencia antepone los resultados económicos a la calidad asistencial generando, además, malestar entre los trabajadores. “No es posible tener a los profesionales sanitarios bailando de una planta para otra todos los días. La gerente dice que el cierre de plantas está justificado. Insiste en que las abrirá si fuera necesario por el aumento de la actividad, ¿con qué personal?”.

Desde la organización sindical desmienten que se sustituya al cien por cien de la plantilla, según la versión de la dirección del hospital, al no corresponder “a la saturación que viven los profesionales ya que se ven desbordados por la carga de trabajo. La realidad es que las plantillas están mermadas y en el caso del personal que hace sustituciones la situación es más sangrante. Por miedo a represalias no se niegan a cumplir lo que la dirección les impone”.

Situación actual

El pasado fin de semana se ha tenido que volver a abrir la planta de Ginecología del hospital clínico, y en estos momentos continúa  abierta con 8 pacientes. Se están cubriendo los turnos de esta planta con el personal de Obstetricia,  aunque desde dirección dicen que hay personal suficiente. Durante dos noches consecutivas se han quedado una enfermera y una auxiliar de enfermería en la planta de obstetricia con 24 pacientes y 15 niños (varias pacientes con patologías graves), teniendo además que atender las urgencias ginecológicas.

Las urgencias ginecológicas están atendidas por el personal médico que atiende en paritorios, y el tiempo de espera de  estas pacientes puede llegar a cinco horas, como ha pasado este fin de semana, con espera desde las 15:00 hasta las 21:00 horas en el colapso del servicio de paritorios.

Cumpliendo los protocolos que le asigna el Sacyl en cuanto a la lactancia materna, este personal tiene que asesorar y formar a las madres, algo harto difícil en el tiempo de ingreso. El compromiso de la Gerencia Regional se incumple y las madres en el Complejo Hospitalario de Salamanca se van a casa sin una lactancia  materna instaurada debidamente.

Comentarios
Lo más