Aspes reclama a la Consejería de Educación medidas para los docentes de Enseñanzas Medias

Aspes reclama a la Consejería de Educación medidas para los docentes de Enseñanzas Medias

La Asociación de Profesores de Enseñanza Secundaria de Castilla y León (Aspes-CL) se ha dirigido al nuevo Consejero de Educación para exigir la restitución inmediata de las condiciones económicas y laborales que los docentes han perdido desde el año 2011 y que les fueron modificadas mediante unas medidas supuestamente coyunturales.

Dado que desde los ámbitos políticos se está anunciando reiteradamente el fin de la crisis económica, Aspes entiende llegado el momento de poner fin a los enormes sacrificios realizados por los docentes y la vuelta a la situación anterior, en aras de una mejora de las condiciones socio-laborales del colectivo, la cual suponga un estímulo para este colectivo tan castigado y acabe redundando en el incremento de la calidad de nuestra enseñanza. 

En el escrito dirigido a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León manifiesta sus mejores deseos al nuevo Consejero, así como la confianza en que este cambio en el timón de la nave educativa regional sirva para profundizar satisfactoriamente en las relaciones entre la Administración y los representantes legítimos del profesorado. Aspes ha remitido a la Consejería de Educación el listado de los asuntos pendientes de solución, una serie de problemas importantes que afectan al colectivo y que durante la pasada campaña electoral ya se hicieron llegar a las diversas fuerzas políticas.

Aspes entiende que es un buen momento para que la administración educativa demuestre la mejor disposición a reconocer la importancia real que el docente tiene en el proceso educativo y confía en que se adopten las medidas necesarias para la reparación y restitución de las condiciones económicas y profesionales que la han sido sustraídas durante los mandatos precedentes.

Asimismo, ha ofrecido al nuevo Consejero la más sincera intención de colaborar en la solución de cuantos problemas puedan ir surgiendo en esta nueva etapa, confiando en la común voluntad de hacer frente a esta ineludible tarea de recuperación y deseando al nuevo titular de ese Departamento la claridad necesaria y suficiente para identificar todas las aristas de la problemática que actualmente afecta al mundo educativo en general y a la profesión docente en particular.

MEDIDAS PARA LA REPARACIÓN Y RESTITUCIÓN DE LA DIGNIDAD ECONÓMICA Y PROFESIONAL DEL PROFESORADO DE ENSEÑANZAS MEDIAS

- Restitución inmediata de las condiciones económicas que los funcionarios tenían en mayo de 2010 y devolución inmediata del 75% aún pendiente de la paga extraordinaria sustraída en 2012.

- Recuperación de todas las condiciones socio-laborales y profesionales modificadas durante la crisis, con la consiguiente retirada de la Orden EDU/491/2012, de 27 de junio, por la que se concretan las medidas urgentes de racionalización del gasto público, cuyos negativos efectos se aprecian en situaciones tan injustificables como el aumento de la jornada semanal sin el correspondiente incremento retributivo, la pérdida del derecho a la baja laboral gratuita por incapacidad temporal, o la cobertura de las sustituciones de docentes después de 15 días de producirse la baja.

- Convocatoria inmediata del acceso a cátedras para los cuerpos de EEMM con el fin de salvaguardar el legítimo derecho del profesorado a su promoción profesional, un derecho que esa Administración ha mantenido suspendido por espacio de 18 años ya.

- Incremento notable de la oferta de empleo público para reducir tasa de interinos, dar más estabilidad en el empleo y terminar con la precarización laboral en el colectivo de funcionarios docentes.

- Mejora de los centros públicos, especialmente en las zonas rurales y en aquellas otras más desfavorecidas, con acciones de recuperación de los edificios deteriorados, y el incremento de las plantillas profesionales, tan duramente recortadas en los últimos años.

- Aplazamiento de determinados aspectos de la LOMCE hasta las elecciones de noviembre de 2015, momento en el que debería buscarse un pacto educativo nacional, con vigencia de al menos 10 años, entre todas las fuerzas políticas para solucionar definitivamente los graves problemas estructurales y académicos del sistema educativo.

Comentarios