La nueva Corporación supondrá menos gasto a las arcas municipales

La nueva Corporación supondrá menos gasto a las arcas municipales

La nueva Corporación del Ayuntamiento de Salamanca está formada por doce concejales del Partido Popular (PP), siete del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), cuatro de Ciudadanos y cuatro de Ganemos. Una Corporación que será más barata para las arcas municipales que sus precedentes.

Durante la última legislatura, los 27 concejales que formaron el Ayuntamiento (18 de PP y 9 de PSOE) costaban unos 900.000 euros al año al sumar sueldos y otras retribuciones procedentes de asistencia a comisiones, a plenos y dietas. Según se desprende de los últimos datos publicados en la página web municipal, correspondientes al año 2013, había nueve sueldos. En concreto, siete dedicaciones exclusivas del PP (Alfonso Fernández Mañueco como alcalde y los concejales Fernando Rodríguez, Cristina Klimowitz, Emilio Arroita, Julio López, Enrique Sánchez Guijo y Carlos García Carbayo) y dos del PSOE (Jesús González Rivas y Maribel Campo).

La pérdida de seis concejales por parte del PP les resta también dedicaciones exclusivas para sus concejales, dos con un total de retribuciones por unos 50.000 euros al año y el resto por encima de 60.000. El PSOE está dispuesto a mantener sus dos sueldos, por unos 40.000 euros al año en su total de retribuciones. En cambio, Ciudadanos rechaza que sus concejales tengan sueldo, como su propio candidato, Alejandro González, aseguraba en una entrevista con SALAMANCA24HORAS. Y Ganemos tiene un código ético elaborado y firmado antes de iniciarse la campaña electoral por el cual, si alguno de sus concejales tuviera dedicación exclusiva, cobraría un máximo de tres veces el salario mínimo interprofesional, fijado ahora en 643 euros, por lo que esta dedicación no supondría más de 22.000 euros al año.

En lo que respecta al cobro de los concejales por su asistencia a comisiones y plenos, parece que se mantendrá invariable, aunque algunos partidos están a favor de bajar las retribuciones y celebrar menos reuniones. En el caso de los nuevos partidos, porque sus concejales electos son en su mayoría trabajadores autónomos y, por tanto, su labor municipal les obliga a dejar de atender temporalmente sus negocios, lo que supone menos ingresos para mantener a sus respectivas familias. Por tanto, parece lógico que puedan compensar esa merma de ingresos de su trabajo personal por hacer otro en favor de los salmantinos.

 

Comentarios
Lo más