La Junta trabaja ya en la puesta al día del Plan Territorial de Protección Civil

La Junta trabaja ya en la puesta al día del Plan Territorial de Protección Civil

Se trata de adecuar la organización del plan, el despliegue de los equipos de intervención y la configuración de los centros operativos a la realidad del sistema de Protección Civil existente en la actualidad, tras la aprobación de nuevas leyes sobre la materia, tanto de rango estatal como autonómico;  la implantación de nuevos planes especiales de Protección Civil -cuya redacción venía ya recogida en el Plancal- o la aparición de nuevas organizaciones dedicadas a la asistencia ciudadana, como son la Unidad Militar de Emergencias, la UALE, el Grupo de Rescate o el centro coordinador de emergencias de Protección Civil.

En el primero de los casos, y en colaboración con las delegaciones territoriales de la Junta de Castilla y León, se adaptará el Plancal a las nuevas directrices derivadas, por una parte, de la Ley de Protección Ciudadana de Castilla y León, del año 2007; y por la otra, de la Ley del Sistema Nacional de Protección Civil, que entrará en vigor el próximo 10 de enero de 2016.

A mayores, la actualización del Plan Territorial de Protección Civil ha de integrar, asimismo, los dos planes especiales de Protección Civil que ya venían anunciados en el Plancal en el momento de su aprobación en 2003, como son el de accidentes en el transporte terrestre de mercancías peligrosas y el de inundaciones, además de la inclusión de las guías de respuesta sobre otros riesgos específicos, como por ejemplo los derivados de inclemencias meteorológicas.

Voluntarios de Protección Civil

Si los cambios legislativos en materia de Protección Civil han sido abundantes en estos últimos doce años, no menos importante ha sido la aparición de nuevos grupos de intervención que aconsejan la revisión del Plan Territorial de Protección Civil. En primer lugar, cabe destacar el extraordinario incremento en el número de voluntarios de Protección Civil dependientes de los ayuntamientos, que conforman parte de los grupos de apoyo recogidos en el Plancal. En la actualidad, existen 87 agrupaciones y asociaciones de Protección Civil, con más de 2.200 componentes, a quienes la Junta ha proporcionado equipamiento variado y formación para poder intervenir con garantías en determinadas emergencias.

En segundo lugar, la propia Junta de Castilla y León también se ha dotado de sus equipos de intervención, como son el Grupo de Rescate de Protección Civil y la Unidad de Apoyo Logístico en Emergencias.

A ellos, se une el centro coordinador de emergencias de la Agencia de Protección Civil, que presta asistencia tecnológica y de gestión de recursos en la práctica totalidad de los incidentes que traen como consecuencia la activación del Plan Territorial de Protección Civil o los Planes Especiales y Planes de Autoprotección, accidentes con mercancías peligrosas, en almacenes de residuos, fenómenos meteorológicos adversos o derrumbamientos, entre otros.

También la actualización del Plancal ha de recoger el desarrollo experimentado desde el año 2003 por el centro de emergencias 1-1-2 de Castilla y León, que en la actualidad mantiene enlaces en tiempo real con los organismos de emergencias que intervienen en la Comunidad y que, además, constituyen un elemento clave para la comunicación de información relevante a la población en emergencias que suponen la activación del Plan.

Unidad Militar de Emergencias

Por último, el Plancal y su organización han de tener en cuenta la existencia de la Unidad Militar de Emergencias, formada en el año 2005, dependiente de la Administración General del Estado, y que interviene a petición, precisamente, de la autoridad de Protección Civil en la Comunidad. La actualización del Plancal recogerá su integración en los grupos de intervención y en el centro de coordinación operativa CECOPI que se constituye al activarse el plan.

La puesta al día del Plancal responde también a la necesidad de implantar en su estructura los convenios de colaboración que, desde el año 2003, ha venido suscribiendo la Junta de Castilla y León con distintos organismos que, en un momento determinado, también desempeñan funciones especializadas en una emergencia, como son el Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León, Cruz Roja o los institutos de Medicina Legal.

Aprobado en el año 2003, el Plancal es el instrumento que permite a la Administración de la Comunidad de Castilla y León hacer frente a las situaciones de grave riesgo colectivo, calamidad pública o catástrofe extraordinaria que puedan presentarse en su ámbito competencial.

En él, vienen recogidos los riesgos a los que debe hacer frente el Plan para garantizar la seguridad de los ciudadanos o minimizar los daños que puedan sufrir ante esos riesgos, contemplándose entre otros los derivados de la aparición de fenómenos meteorológicos adversos, incendios en establecimientos públicos o industrias, interrupción de servicios básicos esenciales, accidentes catastróficos en el transporte -excluido el de sustancias peligrosas, que tiene su propio plan-, derrumbamientos en construcciones, vertidos tóxicos o epidemias y riesgos biológicos.

Comentarios
Lo más