Duodécimo Ciclo de Cine Intercultural y de Derechos Humanos

Duodécimo Ciclo de Cine Intercultural y de Derechos Humanos

El Ciclo de Cine Intercultural y de Derechos Humanos, desarrollado por Salamanca Acoge en colaboración con los cines Van Dyck, cumple su duodécima edición con la proyección de cuatro nuevas películas cada jueves de noviembre, desde las 20:30 horas. 'Fátima' es el título elegido para la primera proyección este jueves, día 3, y le seguirán 'Fuego en el mar', '7 diosas' y 'La doctora de Brest'. Las entradas pueden obtenerse en Salamanca Acoge a cambio de 4 euros, aunque también hay disponible un abono para las cuatro fechas por 15 euros.

Se trata de una de las actividades de más longevas de Salamanca Acoge, cuyo objetivo es "la sensibilización en torno a la interculturalidad, enfocada siempre a los derechos humanos", según reconoce Fidel González, colaborador de Salamanca Acoge, que ha llevado a cabo la selección de los títulos junto a Juan Heras, de los cines Van Dyck. "Tratamos que la elección de películas se haga siempre teniendo en cuenta temas de actualidad que generen debate y puedan fomentar la reflexión y la crítica".

Para ello, según Fidel González, es indispensable escoger películas comprometidas y que no hayan experimentado una gran exposición comercial, ya que, a su juicio, ya están al alcance del gran público. "Pretendemos que se genere controversia para que haya debate. Es indudable que en el momento en el que tocas temas de actualidad sensibles, se genera discusión. Sin embargo, hay determinadas temáticas en las que la gente está demasiado de acuerdo y tratamos de huir de temas excesivamente trillados", argumenta.

En la edición de este año han querido tratar temas cercanos que el público tiene muy presentes, como el que aborda 'Fátima'. "Se trata de una película francesa en la que una mujer inmigrante lucha por sacar adelante a sus dos hijas. En ella, vemos una familia monoparental que pelea por conseguir que sus hijas tengan estudios y un futuro. Es la historia de una persona inmigrante en un país occidental, cuyo proyecto de vida pasa por construir un futuro mejor para sus hijas", explica, valorando la cercanía del argumento. "Todo el mundo conoce personas que están en esa circunstancia en España", sostiene.

El jueves 10 se proyectará 'Fuego en el mar', una producción que narra los desembarcos de naves repletas de refugiados en Lampedusa, en la costa italianas. "No podía faltar en el ciclo de cine una película que tratase el tema del refugio desde una óptica muy crítica con las instituciones y con el papel que están jugando en la actualidad en torno a los refugiados" sentencia Fidel González.

La tercera cita llegará el jueves 17 con la proyección de '7 Diosas', título escogido para abordar la desigualdad entre el hombre y la mujer en distintas sociedades, desde un punto de vista feminista. "En este caso, son siete mujeres de la India que en un intento por desarrollar una vida más independiente y más autónoma, se van encontrado cada vez más con las trabas y las estructuras patriarcales que les impiden llevar esa vida", señala Fidel, que opina que "sin grandes alardes de dramatismo, cuenta una historia con mucho realismo que se hace muy agradable de ver".

El fin del ciclo llegará de la mano de 'La doctora de Brest', un título que pondrá encima de la mesa el poder de las empresas farmacéuticas a través de las patentes en el entorno de países subdesarrollados. "Es indudable que en los países del tercer mundo, las farmacéuticas están jugando un rol que está impidiendo el acceso a la población media y a los estratos sociales más bajos a los medicamentos, subiendo los precios a través de las patentes. Nos parecía que era muy importante entrar en ese debate y en esa crítica" revela Fidel González, reconociendo que junto a Juan Heras, valoraron diferentes títulos y se decidieron por 'La doctora de Brest' por su actualidad. "Es un caso real de una doctora francesa que puso una denuncia a las farmacéuticas y su juicio está todavía por resolver. Narra su lucha judicial".

La actividad cumple doce años y fue de las primeras que desarrollaron en Salamanca a nivel de sensibilización y concienciación. "Es indudable que el cine por su versatilidad, novedad y frescura es un canal de comunicación muy potente y permite llegar a un gran público. Además, eligiendo un buen lenguaje cinematográfico permites que el debate esté muy de actualidad. No hemos sido capaces de encontrar otra actividad de sensibilización que tenga tantísimo acceso a la gente, que cale tanto y que genere tanto debate como las películas". Por eso, es la actividad más recurrente y, aunque advierte que la venta de entradas solo alcanza para cubrir gastos, valora los llenos de otras ediciones.

Salamanca Acoge y cines Van Dyck invitan a la asistencia, ya desde el próximo jueves por la profundidad e interés de la actividad, que no se limita a la proyección de los filmes. "Tenemos siempre un momento previo de reflexión que sirve para la presentación de las películas, y después de la proyección, los compañeros de Salamanca Acoge tratamos de quedarnos con los asistentes para debatir, reflexionar y darle la vuelta a la controversia que siempre suscitan las películas", anuncia.

Comentarios
Lo más