Multitudinaria procesión de San Sebastián desde la Catedral a su parroquia de San Cristóbal

Multitudinaria procesión de San Sebastián desde la Catedral a su parroquia de San Cristóbal

Los mirobrigense celebraron este martes con toda solemnidad la festividad del glorioso mártir San Sebastián, patrono de Ciudad Rodrigo y al que el Lord Wellington, concedió honores de Capitán General, tras recuperar la ciudad del asedio francés en 1812. Aunque la mañana se presentó fría e incluso a primeras horas cayó un leve aguanieve, el personal acudió masivamente a acompañar a su patrón.
 
Los actos comenzaron sobre las once menos cuarto de la mañana, como es costumbre, con la reunión de los mayordomos, Fernando Díez Caridad, Argimiro Hernández Honorato , Adolfo Domínguez Perrino y José Manuel Martín Calvarro en el domicilio de este último, en la Calle Madrid 28, para iniciares ese singular periplo por la Casa Consistorial para recoger a las autoridades locales, escotadas por los maceros y continuar hasta el Palacio Episcopal para hacer lo mismo con el Obispo, Raúl Berzosa y todos juntos se dirigieron a la Catedral de Santa María, donde tuvo lugar la Misa solemne, presidida por el prelado Civitatense, Moseñor Raúl Berzosa.
 
En lugares destacados del templo se encontraban las autoridades locales y los mayordomos. En la tradicional homilía Raúl Berzosa, quién comenzó refiriéndose al discurso que el Papa Francisco pronunció en Estrasburgo, el 25 de noviembre del 2014. Señaló que podemos calificarle de “programático”, no sólo para Europa, sino para el momento histórico que estamos viviendo en este pueblo y en esta tierra mirobrigense.

El prelado civitatanse, dijo “que el Papa comenzó destacando que, hoy, Europa, y podemos añadir nuestra querida Diócesis, se muestran envejecidas y más empobrecidas. Por eso el Papa desea enviar un mensaje de esperanza y de aliento. Un mensaje de esperanza basado en la confianza de que las dificultades puedan convertirse en oportunidadespara vencer todos los miedos. Y un mensaje de aliento para volver a las firmes convicciones de los padres fundadores de la Unión Europea, que deseaban un futuro cimentado en la capacidad de trabajar juntos, superar las divisiones, y así favorecer la paz y la comunión entre todos los pueblos. En el centro de este ambicioso proyecto político se encontraba la confianza en el hombre, no sólo como ciudadano o como sujeto económico, sino como “persona” dotada de una dignidad trascendente, única e irrepetible.”

Continuó Monseñor Berzosa haciendo un recorrido por el discurso concluyendo con la parte final del mismo en el que el Papa Francisco exhortaa trabajar para que Europa redescubra su “alma buena cristiana”. La historia de Europa, en gran parte, debe ser todavía escrita. Es nuestro presente y también nuestro futuro. Es nuestra identidad. Ha llegado la hora de construir juntos la Europa que no gire sólo en torno a la economía, sino a la sacralidad de la persona humana y de sus valores inalienables. Ha llegado el momento de abandonar la idea de una Europa atemorizada y replegada sobre sí misma, para suscitar y promover una Europa protagonista, transmisora de ciencia, arte, música, valores humanos y también de fe. Concluida la liturgia, se celebró la popular y concurrida procesión.

El redoble de los tambores y los cohetes, anunciaron el regreso del glorioso mártir a su parroquia de San Cristóbal. La comitiva, encabezada por los redoblantes, el pendón de la cofradía, que este año lo portaba “Toti” ya que el titular Joaquín Sánchez 'Tato', está con una lesión de rodilla, una charra, los mayordomos Fernando Díez Caridad, Argimiro Hernández Honorato, Adolfo Domínguez Perrino y José Manuel Martín Calvarro y seguida por el Obispo, Raúl Berzosa, el alcalde, Javier Iglesias, miembros de la corporación municipal y demás autoridades locales y Banda Municipal de Música, emprendió su recorrido hacia la Plaza Mayor para continuar por la Calle Madrid, Registro, parque de la Glorieta de Alfonso XIII, para entrar en la popular Calle del Rollo hasta llegar a la parroquia de San Cristóbal.

La multitudinaria procesión se detuvo junto a la puerta del templo donde como mandan los cánones la Banda Municipal de Música entonó el himno nacional. Este año se dio la circunstancia que no había terminado la misa y se tuvo que retrasar la entrada de la imagen en el templo, procediéndose, mientras tanto, a besar la reliquia por los cofrades y fieles en general. Seguidamente se introdujo en la imagen del glorio so mártir en su parroquia donde permanecerá hasta el que próximo año.

Comentarios
Lo más