Arranca un proyecto de estudio de la memoria que tiene en cuenta mente y cuerpo

Arranca un proyecto de estudio de la memoria que tiene en cuenta mente y cuerpo

El científico estadounidense Arthur Glenberg ha explicado hoy en una conferencia celebrada en la Facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca su teoría de la cognición corporeizada, que asegura que a la hora de comprender la realidad el ser humano no utiliza sólo el cerebro, sino todo el cuerpo. Este enfoque, que tiene repercusiones en la enseñanza, también es la base de nuevo proyecto para estudiar la memoria a través de un nuevo enfoque que inicia ahora el Grupo de Investigación en Memoria y Cognición de la institución académica salmantina con la colaboración del prestigioso psicólogo de la Arizona State University.

“Pensar no sólo implica utilizar el cerebro, sino también el cuerpo”, ha señalado Glenberg en declaraciones recogidas por DiCYT. De ahí se deriva la idea de que las personas, cuando están aprendiendo, no deberían apoyarse sólo su mente, sino también en su cuerpo, “interactuando con el contexto”, apunta.

En particular, los estudios que ha realizado tienen una aplicación inmediata al mundo de la educación, particularmente, en la lectura, las matemáticas y la física. Por ejemplo, existen fórmulas físicas abstractas que se podrían comprender mucho mejor a través de la acción corporal: interactuar con un objeto atado a una cuerda serviría para comprender la fuerza centrípeta mucho mejor que una clase teórica, según el investigador. “Deberíamos enseñar a los profesores a poner en práctica esta idea de aprender pensando con el cuerpo”, agrega.

Ángel Fernández Ramos, científico del Grupo de Investigación en Memoria y Cognición de la Universidad de Salamanca destaca el carácter revolucionario de la teoría de Glenberg, con quien realizó su tesis doctoral. “Ha cambiado muchísimo la forma de entender cómo procesamos la realidad, pensamos que incluso el tipo de cuerpo que tienes y la relación que estableces con el entorno mediatiza la representación que tienes en la cabeza”, señala.

En ese sentido, el concepto de la cognición corporeizada no sólo se puede aplicar a la educación, sino también a aspectos como la memoria, del que Fernández Ramos es experto. Por eso, se ha puesto en marcha el proyecto Memoria y Corporeidad, financiado por el Ministerio de Economía, con el objetivo de lograr avances para “comprender mejor los procesos de memoria de las personas”.

“La memoria es lo que nos queda de haber vivido e interactuado, porque las experiencias están mediatizadas por tu cuerpo”, comenta. Hasta el momento, esta faceta no ha sido estudiada, pero a partir de ahora Ángel Fernández Ramos y Arthur Glenberg van a comenzar a explorarla.

Comentarios