Los ciudadanos rechazan pagar por las visitas al médico de cabecera y a urgencias

Los ciudadanos rechazan pagar por las visitas al médico de cabecera y a urgencias
El 81% de los españoles rechazan tener que pagar directamente por las visitas al médico de cabecera y a urgencias, según muestran los datos del Barómetro Sanitario de 2012 realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).
Con el objetivo de conocer la opinión de los ciudadanos para tomar en consideración sus expectativas como elemento importante para establecer las prioridades en políticas de salud, el ministerio ha realizado el Barómetro Sanitario 2012, a través del cual se entrevistó, durante los meses de febrero a octubre de 2012, a 7.800 personas de ambos sexos, residentes en España y mayores de 18 años, divididas en tres submuestras de 2.600 cada una.
 
Los datos facilitados desvelan que el 70% de los españoles opina que la sanidad funciona bien o muy bien y en una escala de puntuación del 1 al 10, los españoles valoraron el sistema público sanitario con 6,57 puntos. En relación a la sostenibilidad del sistema sanitario, el 42% de las personas entrevistadas en 2012 estaban de acuerdo con que todos los pacientes pagasen sus recetas según su nivel de renta, pero el 81% manifestaron su desacuerdo con la posibilidad de que las visitas al médico de cabecera y a urgencias tengan un sobrecoste y el usuario tenga que pagar directamente por ellas.
 
Además, los datos muestran que los ciudadanos se manifiestan partidarios del sistema público sanitario frente al privado, tanto en las consultas de Atención Primaria (64%), como en las de Atención Especializada (51%), ingreso en el hospital (60%) o acudir a urgencias (60%). En este sentido, la preferencia por los centros públicos se justifica, según los entrevistados, por la tecnología y los medios disponibles y por la capacitación de los profesionales sanitarios. Por su parte, aquellos que prefieren los centros privados lo hacen por la rapidez en la atención y por la comodidad de las instalaciones.
 
En cuanto a la valoración de la atención clínica, ocho de cada diez ciudadanos manifestaron que la atención clínica que han recibido en los tres niveles asistenciales, consultas de Atención Primaria, Especializada y en los hospitales, fue buena o muy buena y los aspectos que más valoraron en la sanidad pública son la cercanía de los centros, la confianza y la seguridad que transmite el médico y el equipamiento y la tecnología de los hospitales.
 
Comentarios
Lo más