Rubén de la Barrera: “Han de venir los que quieren estar”

Rubén de la Barrera: “Han de venir los que quieren estar”

La vuelta del gallego a la disciplina del Guijuelo sigue dando que hablar. Sin ningún anuncio de renovación o fichaje todavía de jugadores, De la Barrera marca como prioridad que el núcleo de los futbolistas que todavía están ligados al club de alguna manera se quede. A partir de ahí, armar un equipo de garantías centrados en posiciones que se consideran importantes para el nuevo despertar del conjunto.

Rubén de la Barrera, sin embargo, se muestra cauto con el tiempo. Aunque la pretemporada comienza el 14 de julio, es sabedor que la precipitación solo lleva al equívoco. Asegura que sería importante tener el primer día la mayoría de jugadores para afrontar ya la nueva temporada aunque la realidad es que esto es complicado. “Conozco la realidad de esta categoría y la del Guijuelo dentro de ella”, afirma.

Por ello, entre otras múltiples cosas, es por lo que se decidió por regresar al equipo que le vio nacer en Segunda B. Esta semana fue la detonante de la firma después de que otras opciones que manejaba el gallego se fueran demorando en el tiempo. Unido a que en el otro lado se hablaba de Guijuelo y de la gente que lo rodea, decidió no esperar más.

En su mente está el volver a repetir éxitos. Quizás no tanto en resultados, que eso lo marcará la competición, como en el propio fondo del fútbol que practica. “Suena simple pero es lo más complicado”, asegura. Las complicaciones, precisamente, provienen de un presupuesto ajustado que es menor al de otros equipos . “El sentido común, el menos común de los sentidos, le ha llevado al Guijuelo a estar arriba. El conocer que las cosas se van a hacer con raciocinio y tranquilidad, ayuda”, dice el gallego.

El balón será, de nuevo, el método que se utilice para conseguirlo todo. Con un De la Barrera más maduro tras su paso por Valladolid, se tomarán los riesgos necesarios para intentar un equipo ganador. La experiencia le demuestra que el fútbol es así como cuando llegó un desconocido Javi Moreno del Badalona que deslumbró dentro del modelo que se tenía. La baja de Chuchi también es muy importante debido a su jerarquía, experiencia y ganas de demostrar que seguía siendo útil.

Este tipo de jugadores serán los que se busquen en el mercado. Puede que no con las mismas condiciones técnicas pero sí con esa hambre, motivación y ganas de crecer. “Han de venir los que quieren estar”, afirma. Aunque no hay nombres públicos, sobre la mesa sí se manejan muchos futbolistas que se empezaron a trabajar indirectamente antes de la oficialidad de la llegada del gallego. Con conversaciones informales sobre futbolistas con Chema Aragón, se fue dando forma al nuevo proyecto. “Es un tiempo que hemos ganado”, asevera.

Una vez que el equipo esté armado se comenzará a trabajar de verdad en el plano más estrictamente deportivo. Falta por ver si los ‘nuevos’ asimilarán los conceptos que De la Barrera quiere imponer. La tranquilidad aquí sigue siendo el punto de partida para el técnico que recuerda el comienzo dubitativo hace dos años. “Todos sabíamos que era cuestión de tiempo. El resultado sea bueno o no, no es la única fuente de formación e información”. 

Comentarios