“No sé si Mañueco estará contento de que Salamanca vaya algo mejor que con Lanzarote”

“No sé si Mañueco estará contento de que Salamanca vaya algo mejor que con Lanzarote”

Unión Progreso y Democracia ya ha superado su proceso de Primarias para elegir el candidato a la alcaldía de Salamanca que concurra a las próximas elecciones municipales. Los militantes han querido que sea Óscar Sánchez, quien hasta ahora ha hecho las veces de portavoz del partido y ha estado en primera línea desde su fundación en Salamanca, por delante de la candidatura de Miguel Ángel Moreno. En una entrevista concedida a SALAMANCA24HORAS muestra sus sensaciones de cara a esos comicios y cómo encara UPyD el proceso electoral de mayo

-Tras un proceso de Primarias que os diferencia, candidato a la alcaldía tras imponerte a Miguel Ángel Moreno. ¿Qué tiene el proceso de Primarias de UPyD para que digáis que es diferente al del resto de partidos que las ponen en práctica?
-Nosotros, desde el minuto uno de vida del partido, hacemos Primarias. Unas Primarias en las que no hay ninguna necesidad de avales, por lo que todos los afiliados al partido somos elegibles y todos somos electores. Votamos y nos votan si es que nos queremos presentar sin más necesidad. En algunos procesos, también, con la voz de los simpatizantes. La diferencia es que entendimos que era necesaria la democracia interna de los partidos, también para la democracia del conjunto del sistema político, y las Primarias no lo es todo sino una parte importante.

-¿Qué es lo que te ha animado a presentarte a la alcaldía de Salamanca? ¿Por qué ese paso?
-El ser un ciudadano que intenta echar una mano. Esto dicho con toda humildad, pero también con toda firmeza. El contribuir. A veces cuando se está en un partido intentando dar a conocer un proyecto e intentando dar a conocer unas propuestas que nos parecen razonables, llegado el momento de unas elecciones, es muy legítimo dar un paso atrás pero entendía que debía de darlo hacia delante.

-¿Quién es Óscar Sánchez? Quizás hay mucha gente que se lo pregunte al no estar en el primer plano político…
-Soy un profesor universitario que, salvo en UPyD, nunca había estado vinculado a ningún partido político, hasta que llegó un momento donde dije que a parte de que me interese la política como ciudadano creo que me corresponde dar un paso más. Un paso más involucrándome en un proyecto que a mí me pareció razonable y necesario desde el principio.

-Has manifestado en alguna ocasión que el proyecto de regeneración democrática es una prioridad para UPyD. También a nivel local. ¿Cómo lo pondría en marcha aquí en Salamanca? ¿Es necesario?
-Esto de la regeneración democrática no es un capricho. De ahí se desprenden otra serie de cosas que a veces tienen que ver, por ejemplo, con la economía. Cuando los sistemas políticos funcionan mejor, la economía también funciona mejor porque hay menos lugar a funcionamientos clientelares, a caciquismos, a poner a la gente a dedo… Esa serie de mecanismos que vician todas las estructuras y que también lastran nuestra propia economía. Entendemos que es muy necesario para la vida política, pensando en los derechos y en las libertades y en la higiene democrática, contribuye a cosas muy cotidianas. En el ámbito local todavía es más subrayable. En el Ayuntamiento hay dos fuerzas políticas. Solo hay dos voces. En el Congreso de los Diputados hay más. El pluralismo dentro del consistorio es menor a su vez entendiendo que las dos únicas fuerzas, dicho con todos los respetos, tienen el lastre de haber sido dos siglas que nos han traído hasta esta situación de crisis y los deterioros que se han ido generando con la poca voluntad de corregir las cosas. En Salamanca es necesario abrir puertas o abrir ventanas.

-¿Se ven capaces, estas elecciones más que nunca, de cosechar unos resultados que les permitan entrar en el Ayuntamiento?
-Nosotros tenemos la confianza. Supongo que tiene que haber un espacio, que no es simplemente el inmovilismo bipartito y que no es tampoco la ensoñación populista. Tiene que haber una tercera vía o espacio en el que haya lugar a una fuerza política que no se mueva solo entre la idea del repudio a lo que ya hay y moverse entre el miedo a lo que pueda llegar. Simplemente que nos movamos en la idea de buscar reformas y buscar propuestas.

-Por otra parte, van a tener que pelear con el movimiento Ganemos, que aglutina varias formaciones y ciudadanos descontentos con la política o los políticos actuales
-Nuestro respeto a cualquier formación. Ya el hecho que los ciudadanos e interesen y se impliquen en la política es un dato positivo. Muchas de las cosas que han pasado en este país es porque la ciudadanía ha estado de espaldas a la política. A partir de ahí, podría decir que la indignación no es un punto de llegada. Sí de partida. Después de la indignación hace falta reflexión, crítica y poner encima de la mesa un proyecto. Nosotros nacimos en 2007. Si nacimos es porque no nos gustaba lo que ya había. Toda esa fase de qué mal está todo nosotros ya la hemos pasado. Y hemos entendido que en vez de quedarnos en casa despotricando había que dar un paso.

-¿Cuáles son los problemas que tiene Salamanca y que urge solucionar según UPyD? Aunque sea a lo mejor pronto para hablar del programa electoral…
-Salamanca tiene esos clásicos problemas del envejecimiento, de la despoblación, de la pérdida de potencial… Ese tipo de temas siguen presentes. No sé si Mañueco estará satisfecho porque vaya algo mejor que en la época de Lanzarote. Sigue habiendo tanta necesidad de…

-La unión con Ciudadanos, ¿todavía es posible?
-Nosotros tenemos unos principios sobre la mesa. Si usted quiere que haya un entendimiento hablaríamos a partir de principios y de políticas. No se trata de sumar votos por sumar porque ya nos habríamos unido con alguna fuerza mayoritaria.

-Una vez que ha resultado elegido candidato, supongo, será el momento de ir pensando en su equipo. ¿Alguna pista? ¿Hay nombres?
-Será un paso posterior. Estamos más centrados en configurar un programa que pueda contribuir a dar respuesta a los problemas que tenemos en esta ciudad. Un programa que sea razonable. Estamos en esa fase de presentar un proyecto sensato.

Comentarios
Lo más