“Ganemos viene a transformar la ciudad, no a cambiar el hilo de la marioneta”

“Ganemos viene a transformar la ciudad, no a cambiar el hilo de la marioneta”

Con apenas unos meses en funcionamiento, la agrupación de electores Ganemos ha sido la otra formación política triunfadora en las elecciones municipales en Salamanca junto con Ciudadanos. De ambos depende que el Partido Popular o el Partido Socialista puedan gobernar. En el caso de Ganemos, son más partidarios de apoyar a los segundos. Cuatro concejales avalan el éxito de una conjunción de malestares ciudadanos frente a la política del PP durante las dos últimas décadas. Su candidata a la Alcaldía, Virginia Carrera, analiza en una entrevista con SALAMANCA24HORAS el trayecto de Ganemos desde sus inicios y desgrana su actividad diaria a partir del 13 de junio, cuando tome posesión el nuevo Ayuntamiento de la capital del Tormes.

- Cuatro concejales partiendo de cero en apenas unos meses. ¿Dónde radica el éxito de Ganemos Salamanca?
- Creo que la candidatura ha sido la única candidatura ciudadana y ha generado una ilusión muy grande para que esta ciudad cambie con otra forma de hacer política. Se ha visto que somos los únicos que lo que decimos lo hacemos. También percibíamos en la campaña electoral que la gente buscaba otras formas de política y otros referentes, porque la política tradicional, los líderes de los partidos mayoritarios, la campaña del mechero y regalar merchandising estaba agotada, la gente buscaba hablar, contar sus problemas y ver qué opinábamos de ellos. Hemos estado en los barrios recogiendo las necesidades de la ciudadanía. Hemos generado confianza porque hemos sido ejemplo, e ilusión por hacer las cosas distintas, porque somos gente normal, con su puesto de trabajo, que no somos políticos profesionales, gente que decide dar un paso adelante porque está tan harta que cumple con su responsabilidad ciudadana.
 

- Bien es cierto que la candidatura de Ganemos está formada por personas con un pasado político en Izquierda Unida, Los Verdes, Equo, La Izquierda de Salamanca o Partido Comunista, entre otros.
- Evidentemente, somos gente de todo tipo con experiencia política en la izquierda, gente de los movimientos sociales, grupos vecinales. Es cierto que venimos de experiencias anteriores, pero eso ha sido un valor importantísimo, porque esa dinámica de activismo, de protestar, se ha unido a gente que decidió que ya era hora de salir a la calle para ser protagonista en la toma de decisiones porque se ha quedado en el paro o sin casa. Somos otra forma de hacer política, una confluencia de gente con un malestar exagerado que quiere cambiar la ciudad a través del Ayuntamiento. Toda esa energía canalizada ha sido Ganemos, energía pura de cambio.

- ¿Un proyecto comunista?
- No, qué va. Un proyecto ciudadano.

- ¿Se considera ‘soviet’, como define Esperanza Aguirre a los movimientos ciudadanos de izquierdas?
- No. El miedo ha cambiado de bando y ahora lo tienen ellos, nosotros la sonrisa. No me cansaré de decirlo. Este tipo de comentarios no hace más que demostrar que evidentemente las cosas han cambiado y estas personas que tenían privilegios los van a dejar de tener. Eso es importante porque considero que esta candidatura de Ganemos que he encabezado, tras un proceso democrático, lo que quiere es que haya consejos de barrio, espacios de participación, que los vecinos y vecinas decidan en qué se gasta su dinero. Ése es nuestro programa, que todo el mundo pueda participar. La falta de recursos, la desprotección social y la incertidumbre generan miedo, ahora el miedo lo tienen ellos y por eso nos descalifican, nos han llamado de todo en campaña. Estamos viviendo un momento histórico, un protagonismo de la ciudadanía que hasta ahora los partidos tradicionales no habían permitido.

- Un protagonismo que ha fructificado en las grandes ciudades, porque en muchos pueblos y municipios medianos las candidaturas vecinales no han obtenido votos como para ser determinantes.
- En Salamanca somos un ejemplo de confluencia ciudadana. Aquí no se ha buscado ni una coalición de partidos ni pactos entre partidos, ni llevar las cosas habladas. Somos absolutamente transparentes y desde el primer día que nos reunimos en la plaza de San Román a finales de septiembre toda nuestra actividad ha sido pública y auditada, totalmente horizontal.

- ¿Le queda la espinita de que otra candidatura como Vecinos por Salamanca haya mermado la progresión de Ganemos?
- Nuestro éxito ha sido la coherencia. Somos una agrupación de electores, no ha sido un trabajo fácil, pero nos hemos dejado la piel para lograr los avales y estar en toda la ciudad. Otras candidaturas ciudadanas no lo han sido, por eso no han recibido el aval o el apoyo que quizás esperaban. El último día de campaña lo dije, las personas de Ganemos tenemos que ser ejemplares. Yo empecé en el movimiento estudiantil y recuerdo la frase de un compañero que lo decía, para que te crean tienes que ser ejemplar.

- Esa ejemplaridad, independientemente de lo que ocurra el 13 de junio, gobierne el PP con Ganemos en la oposición, gobierne el PSOE con su apoyo, ¿cómo piensan plasmarla sus cuatro concejales?
- Vamos a ir al Ayuntamiento a proponer, a intentar cambiarlo y con las posibilidades que tengamos. Somos muy realistas pero no vamos a dejar de intentarlo. Ahora no somos un grupo mayoritario, pero lo seremos si trabajamos bien. Eso es lo que nos pide la gente de la calle. Sobre todo coherencia. Tenemos un programa que no es utópico, un programa de mínimos que ha redactado la gente, y abierto, porque nos siguen dando propuestas. Eso es bonito porque nos genera la ilusión de que, aunque hay mucho camino por recorrer, sabemos hacia dónde vamos. 
La ejemplaridad llega sin puestos de libre designación, sin cargos de confianza, a la Universidad habrá que mirarla de frente, auditar los servicios públicos, acabar con el clientelismo… Tenemos muy claro el proyecto político que queremos para esta ciudad, el que vamos a defender a través del Ayuntamiento de Salamanca. Nosotros no queremos ser concejales por ser, sino porque es la herramienta que existe en esta democracia participativa para poder cambiar las cosas. Nuestro objetivo no es tener un cargo, seguiremos con nuestro trabajo, compatibilizándolo con la tarea pública. No seremos políticos profesionales.

- ¿Cuál será su primera propuesta en el pleno del Ayuntamiento?
- Ahora mismo el Ayuntamiento de Salamanca es oscuro. Conocemos lo que sabemos por el interés que tenemos por cambiar la ciudad. Tenemos que llegar allí y ver qué existe, a recopilar información, a conocer la institución, porque tampoco nos engañemos, y repito, este Ayuntamiento ha sido oscuro durante los últimos cuatro años. ¿Qué pasa ahí dentro? A lo mejor tenemos que ser la voz de sacar lo de dentro hacia fuera. Tenemos un programa electoral muy ambicioso, pero muy realista. Iremos pasito a pasito.
 

- ¿Pasito a pasito por los barrios?
- Ya anuncio que nada más pasar la constitución del Ayuntamiento estaremos en los barrios a darnos más a conocer y a que los vecinos hablen. Hay que empezar ya. Eso es lo que nos va a diferenciar, aparte de todo lo que he comentario anteriormente. La gente quiere ser feliz y lo que busca es que sus representantes públicos se lo pongan fácil. Y ya está. Para eso está Ganemos, para no poner impedimentos a la gente ni encarecerles la vida. A la inmensa mayoría, porque hay unos pocos con privilegios que esos no se han quejado estos años.
 

- Hablando de encarecer la vida, ¿propondrán bajar los impuestos municipales?
- Nuestra propuesta es la de impuestos progresivos. En Salamanca no todo el mundo tiene las mismas posibilidades y los mismos ingresos, ni las mismas oportunidades. Frente a eso, los impuestos municipales que se están recaudando deben valorar la circunstancia familiar. Este Ayuntamiento se ha caracterizado por tener unos impuestos elevadísimos.
 

- ¿PSOE y Ciudadanos apoyarán esta propuesta?
- Deberíamos contar con el apoyo de todos, hasta del Partido Popular, por una cuestión de intención de mejorar las cosas y tener en cuenta a la gente, de preocuparse. Estamos aquí para eso. Las propuestas de Ganemos son coherentes, para tener una sociedad más igualitaria. Quien no quiera eso, entonces está engañando a sus votantes y no quiere una ciudad más igualitaria.

- ¿Y el PP, esté de nuevo en el gobierno o en la oposición, cómo cree que actuará los próximos cuatro años?
- Hablo de lo que conozco, no soy futurista ni adivina, pero la práctica que nos tiene acostumbrados el Partido Popular de no diálogo, falta de transparencia, incluso presunta corrupción, no puede seguir así. El PP no se ha preocupado ni por las políticas sociales, ni por la igualdad, ni por la creación de empleo… con ese análisis del presente mucho tienen que cambiar. Pero no nos valen lavados de imagen.

- ¿Qué le valdría entonces a Ganemos?
- Que apoyen nuestras propuestas, porque nuestro programa es de la gente. El PP es la lista más votada, pero va a tener que contar con el resto de grupos. El Ayuntamiento somos todos.

- Ganemos es una agrupación de electores, formada por personas de distintos partidos de izquierdas. ¿Qué va a pasar ahora? ¿Esa unión se produjo sólo para las elecciones municipales o tiene más recorrido?
- Seguiremos como hasta ahora. No vamos a ser otro partido político. La herramienta más natural, la más cercana a la política, es la agrupación de electores, es la candidatura por excelencia. Una asamblea decidirá qué va a pasar con Ganemos, pero no va a pasar de un movimiento social. Tendrá sus grupos de trabajo, sus asambleas para la toma de decisiones. No hemos confluido para formar un partido, sino para cambiar la ciudad. Ganemos trasciende a todos los intereses individuales, es un grupo de gente que suma experiencias personales hacia lo colectivo. Eso es lo bonito.

- Y lo difícil, con tantas opiniones.
- Somos humanos, pero hay una cosa que nos ha unido, muy clara, cambiar esta ciudad. Somos un grupo con un capital humano muy grande y muy responsable. Inmensa. La gente está tan cansada de las políticas que han padecido hasta ahora que tenemos que estar con ellos.

- ¿Puede haberse colado en ese grupo gente que realmente tenga unos intereses particulares?
- Nuestro modelo no lo permite.

- ¿Qué filtros tiene Ganemos?
- Somos muy transparentes. Por eso si hay una persona con un interés personal más allá de lo colectivo, lo detectamos. Somos un grupo que habla mucho. La dinámica de Ganemos no permite que haya personas con intereses particulares por encima del bien de la ciudad. En otras candidaturas la principal preocupación era tener un cargo público. Nuestro objetivo es que el Ayuntamiento avance.

- Y la Diputación, porque también han logrado un representante en la institución provincial. ¿Cuál será ahí el papel de Ganemos, teniendo en cuenta que es una agrupación de electores sólo de ámbito local en la ciudad?
- Nuestro papel será el de buscar la transparencia, porque la Diputación ha demostrado ser un campo de irregularidades. Lo voy a decir así, finamente. Un campo de clientelismo y de falta de respeto a los ciudadanos. Con su dinero se ha jugado mucho. Queremos que dentro de cuatro años, cuando la gente vea el Ayuntamiento y la Diputación, perciba que cambiaron porque Ganemos estuvo ahí.

- ¿Y qué es lo que tiene que cambiar?
- Principalmente, que la gente no se marche. Tres mil jóvenes menos cada año desde hace un lustro. La gente se va a otras ciudades que le dan una oportunidad. Salamanca tiene que mantener su población, eso lo primerísimo, lo que supone que el Ayuntamiento tiene que coordinar la generación de empleo, que la gente se vea protegida por su institución. También que la labor investigadora de la Universidad se valore. Eso es prioritario. Derechos sociales y que no se desahucie a nadie es lo segundo, que nadie se quede sin una casa, con la cantidad de viviendas vacías que hay. El Ayuntamiento tiene que proteger los derechos de los ciudadanos. Ahora no lo hace, hay dejadez, hay más gestionar que transformar. Nosotros venimos a transformar la ciudad, no a cambiar el hilo de la marioneta.

 

Comentarios
Lo más