Argentina impide a una empresa salmantina prestar el cambio de moneda extranjera

Argentina impide a una empresa salmantina prestar el cambio de moneda extranjera
Las autoridades cambiarias argentinas impiden a entidades privadas prestar el servicio de cambio de moneda extranjera en pasos fronterizos, puertos y aeropuertos, una medida que afecta a una empresa salmantina, Global Exchange, en una decisión unilateral y sin previo aviso al suspender la autorización que le otorgó hace una década para operar en los aeropuertos de Argentina. Según ha podido saber SALAMANCA24HORAS de fuentes de la propia compañía charra, con origen en Fuentes de Oñoro y una oficina en la Rúa Mayor de Salamanca, Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del Banco Central de la República Argentina les ha impedido operar en los aeropuertos internacionales de Ezeiza y Aeroparque, en Buenos Aires, y en las ciudades de Córdoba, Mendoza, Bariloche y Tucumán.

"Solo las entidades financieras públicas podrán abrir y/o mantener casas de cambio operativas en puertos y aeropuertos internacionales de Argentina", asegura el Gobierno de Cristina Fernández Kirchner. La empresa salmantina cuenta con once oficinas en el país sudamericano con casi cinco millones de clientes y en la que trabajan cerca de medio millar de personas. En virtud de lo resuelto por el Directorio del Banco Central de la República Argentina, “sólo podrán abrir y mantener casas operativas ubicadas en puertos y aeropuertos internacionales del país las entidades financieras públicas, revocándose, en consecuencia, las autorizaciones oportunamente otorgadas a las demás entidades financieras y cambiarias para instalar y mantener casas en las referidas plazas”.

Al respecto, Global Exchange ha emitido un comunicado en el que manifiesta que el Banco Central de la República Argentina, en adelante BCRA, les concedió con fecha 1 de marzo de 2002 la “autorización definitiva” para prestar el servicio de cambio de moneda extranjera con once oficinas en los aeropuertos internacionales argentinos de Ezeiza y Aeroparque en Buenos Aires, y en las ciudades de Córdoba, Mendoza, Bariloche y Tucumán, actividad que Global Exchange lleva desempeñando ininterrumpidamente en este país durante once años, "sin haber obtenido a lo largo de todo este periodo ninguna sanción o procedimiento por parte del Banco Central de la República Argentina ni de otros organismos reguladores, cumpliendo estrictamente con todas las normativas vigentes en la República de Argentina". 

 
Pero el 6 de septiembre de 2012, sin previo aviso, a las 19:50 horas, la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del BCRA, procedió a notificar a Global Exchange la suspensión transitoria de la autorización otorgada por esta misma entidad para operar en los aeropuertos internacionales argentinos, tras “disponer que a partir del 7 de septiembre 2012, inclusive, solo las entidades financieras públicas podrán abrir y/o mantener casas de cambio operativas en puertos y aeropuertos internacionales de Argentina".

Satisfacción entre los clientes durante una década

 
La satisfacción de los clientes avala la calidad del servicio excepcional que han dispensado en estos once años en Argentina, continúa el comunicado de la compañía, ya que de los más de 4.950.000 clientes atendidos tan sólo el 0,00007% (o lo que es lo mismo 7 clientes cada 100.000) presentó una queja por algún motivo (datos públicos en disposición del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos-ORSNA). Pero ahora la resolución tomada por el BCRA obligará a los millones de turistas que visitan anualmente Argentina a hacer uso de los servicios de cambio en entidades financieras públicas, "lo que implica una disminución de la oferta, un servicio monopolístico y por consiguiente la disminución de la calidad del servicio. Al mismo tiempo es previsible que la disminución de los servicios de cambio y de la competencia, se traduzca en la utilización de mercados cambiarios ilegales (los llamados arbolitos), donde la falsificación de billetes es cada vez más prolifera, lo que supondrá un alto riesgo para los turistas que se verán obligados a utilizar este tipo de servicios".

En estos momentos la principal preocupación de Global Exchange es, ante todo, "la situación actual de los cien trabajadores argentinos de su filial en dicho país cuyos puestos de trabajo pueden verse afectados como consecuencia de esta medida tomada por el BCRA, por lo que la compañía realizará las acciones pertinentes para proteger sus derechos y los de la compañía ante esta resolución del BCRA".

Multinacional con origen salmantino

 
Global Exchange es una empresa multinacional de origen español especializada en prestar el servicio de cambio de moneda en aeropuertos internacionales y otros ámbitos de gran afluencia turística. Cuenta con más de 120 oficinas distribuidas en 37 aeropuertos internacionales de Argentina, Uruguay, Costa Rica, Republica Dominicana, México, Guatemala, Jamaica, Marruecos, España, Nicaragua, Israel, Trinidad y Tobago, Paraguay, Santa Lucía y Jordania, con una plantilla actual de 900 trabajadores.
 
El Grupo Global Exchange tiene su origen en Fuentes de Oñoro, localidad fronteriza de la provincia de Salamanca que limita España con Portugal.  En el año 1996 empezaron a ofrecer el servicio de cambio de moneda extranjera, como actividad complementaria a otras desarrolladas de índole turística. En pocos años establecieron una amplia red de establecimientos de cambio de moneda, repartidos por todo el territorio español.
 
Fue en el año 2002 con la llegada del euro y la práctica desaparición de la actividad cambiaria en España, cuando en Global Exchange emprendieron una expansión internacional que les ha llevado a ser líderes en el sector aeroportuario de Latinoamérica. En España están ubicadas sus oficinas centrales, desde donde coordinany supervisan la labor de todas las filiales, y dirigen las nuevas aperturas. Asimismo conservan una oficina de cambio de moneda en una de las calles más turísticas de Salamanca, la Rúa Mayor.
Comentarios
Lo más