UGT asegura que la reforma laboral no ha terminado con la crisis

UGT asegura que la reforma laboral no ha terminado con la crisis

Cerca de 18.000 personas tiene un contrato de trabajo en Salamanca con pésimas condiciones y sin recursos sufientes para llegar a fin de mes. Además, 22.000 salmantinos han tenido que irse fuera a buscar trabajo desde 2009, a lo que hay que sumar que la provincia tiene un índice de convergencia 14 puntos por debajo de la media regional. Con estos datos, el secretario general de UGT Castilla y León, Agustín Prieto, afirmó en su comparecencia ante los medios en Salamanca que "no estamos saliendo de la crisis porque el crecimiento es muy pequeño", a lo que añadió que "salir es cuando las consecuencias nefastas se recuperen porque la precariedad es tremenda".

El máximo respresentante de UGT en la región, visitó la ciudad en un encuentro que está realizan con los delegados provinciales para analizar la situación actual, sobre todo la evaluación del impacto de la reforma laboral. Así, Prieto asegura que en Salamanca es preocupante el envejecimiento y la despoblación. Además, incidió en que Salamanca se encuentra a la cola junto a Zamora y Ávila en el índice de convergencia con 14 puntos por debajo de la media.

Para Prieto, que estuvo acompañado por el secretario provincial de UGT, José Luis Hernández Rivas, "los salarios se tienen que recuperar porque es la única forma de que se recupere la economía" y cifra en 6.500 millones lo que la Junta tendría que invertir para garantizar unos servicios públicos de calidad. Además, también demanda que provincias como Salamanca deberían tener un "plan de choque para suplir las carencias".

Ante esta situación, UGT está negociando con CCOO la convocatoria de una movilización para el 29 de noviembre.

Incendio en Campofrío

Por otra parte, Agustín Prieto se refirió al incendio que ayer asoló la fábrica de Campofrío en Burgos y explicó que los sindicatos están analizando la situación y que confían en la palabra de la empresa para reconstruir la planta porque "de los 1.000 empleos no se puede perder ni uno" y apostó por soluciones transitorias para los trabajadores. 

Comentarios
Lo más