“Hace falta que al profesor se le valore más profesional y socialmente”

“Hace falta que al profesor se le valore más profesional y socialmente”
-La nueva ley para la Mejora de la Calidad Educativa, su implantación, ha sido una de las grandes novedades o la más importante este curso. ¿Cómo valora CSI-F la llegada de este nuevo sistema educativo?
-La implantación de la LOMCE ha sido muy forzada. Se ha tratado por todos los medios de implantar en una legislatura deprisa y corriendo un cambio importante en la Educación y eso nos ha llevado a un sinfín de dificultades. En definitiva, en la aplicación práctica la implantación de la LOMCE ha sido un desastre por una prisa innecesaria. Y lo peor será lo que vaya a venir, porque tenemos secundaria a la vuelta de la esquina.
 
-Habéis manifestado en más de una ocasión que el profesorado ha sido el gran damnificado por la implantación de la LOMCE. ¿Cuáles han sido las consecuencias para este colectivo?
-El profesorado no sabía qué currículo tenía que enseñar ni los libros ni el material o bajo qué normativa. Como ejemplo, la evaluación de la FP Básica se está tratando en este momento en el Consejo Escolar. Se ha discutido con nosotros hace cuatro o cinco días y se nos presenta ahora cuando a estas alturas, los profesionales que trabajan en FP Básica, han hecho su evaluación inicial y ya está abocada s su primera evaluación trimestral. Entonces, la normativa no ha estado a tiempo, el material no ha estado a tiempo, no se ha permitido al profesorado asumir esa nueva situación y eso, nos guste o no, se traslada a los alumnos. Los profesores hemos tenido que hacer las programaciones a ‘matacaballo’ sin habernos reunido antes para saber cómo tenemos que hacerlas. Ya no solo eso, sino que esa reunión se va a producir una vez las hayamos hecho y las hayamos entregado como hemos podido. La administración se sirve de la buena voluntad y de las vocaciones.
 
-Más carga de trabajo…
-La implantación se ha cargado sobre el esfuerzo añadido del profesorado que ya va muy forzado por esos recortes de los que se hablaba antes. No solo te recortan, no solo te aumentan alumnos, sino que además cargan sobre tus espaldas una serie de asuntos que en algunos casos los asumes con buena voluntad o en otros casos te toca asumirlos sin saber si lo que estás haciendo es acorde con lo que la administración pretende o no porque no lo ha explicado.
 
-Ante ello, ¿qué soluciones proponéis para mejorar la situación de los profesores?
- En el día a día lo que hace falta es que al profesor se le valore más profesionalmente, socialmente, se favorezca su formación permanente dentro de su propio horario (porque siempre carga sobre sus espaldas y sobre sus bolsillos) para reciclarse y mejorar. Cuando eso se consiga llegaremos a una reforma importante en la normativa. Desafortunadamente, en este momento, hemos hecho un cambio de sistema educativo sin recursos económicos. No nos tenemos que olvidar que la Educación es uno de los pilares fundamentales de la sociedad. Si recortas en Educación lo que haces es enriquecerte en ignorancia. Eso nunca nos va a favorecer. Una sociedad que progresa es una sociedad que educa bien. Castilla y León educa bien pero porque los profesionales en la Comunidad Autónoma son responsables, serios y con una gran capacidad de trabajo y de adaptarse a una situación que cada vez va siendo más complicada. Pero ese crédito también se puede agotar si no se tiene margen de mejora en sus condiciones laborales.
 
-Y a los alumnos, ¿cómo les ha afectado la implantación de la LOMCE?
-Los padres han manifestado su malestar también, porque hay algún libro de texto que no está en los centros o si está se corresponde con la versión anterior y no la nueva. Actualmente conviven dos sistemas educativos. Este modo de implantación afecta a la calidad de la enseñanza.
 
-Casi siempre se habla de la nueva ley de Educación como algo malo pero, digo yo, algo bueno también tendrá que tener…
- Sí, como todas las normas. Pero sinceramente muy poquito. No es una ley que parta de la base. Hablamos de la LOMCE como ley pero en realidad tendríamos que hablar de ella como parche. No aborda todo el sistema. Lo que hace es coger la ley anterior y modificar algunas cosas. En filosofía, como norma, está bien el que se evalúe el proceso de enseñanza-aprendizaje mucho más. Pero en su concreción se está haciendo de manera penosa porque no se tiene en cuenta a los profesionales y se tiende a que lo hagan empresas externas. En cuanto a la Formación Profesional, la LOMCE intenta potenciar la FP. Pero aunque su filosofía está bien, en concreción está pasando lo mismo. No se están poniendo los recursos económicos para que la FP sea lo que realmente el país necesita. Hace no mucho los medios habéis publicado que hay demasiados titulados universitarios. Y eso es porque aquí vemos la FP como una cuestión secundaria y sin embargo en el país y en el mercado laboral lo que se necesitan son más titulados en Formación Profesional y no tantos ingenieros por decirlo de alguna manera.
 
-La implantación de la Formación Profesional Básica ha sido una de las cosas que más se ha alabado de la LOMCE pero creo que tampoco ha gozado de todo el beneplácito de los profesionales, ¿no es así?
-En cuanto a Formación Profesional hemos presentado una queja muy grave en cuanto a la dotación de los ciclos LOE. En la FP se han cambiado ciclos que eran de la LOGSE a la LOE y la propia ley decía que estos ciclos se debían de dotar de todo el material en función de los alumnos o espacios. En Castilla y León se adelantó la puesta en marcha de estos ciclos formativos pero resulta que no se dio financiación. También se pidió formación en centros de trabajo para tutores de FP y se hizo una propuesta que la entrada en estos programas tuviera lugar para niños de 16 años y no de 15 como se decía. Además, los 30 alumnos por clase que planteaba el Ministerio es una auténtica barbaridad. Castilla y León ha sido sensible a la propuesta que se hizo desde la Junta de Personal y solo lo ha dejado en 20 aunque en Salamanca este año se ha aplicado una excepción y se pueden aumentar en dos.
 
-Por lo que habéis comentado antes, en España, hacen falta más titulados FP que graduados. La Universidad de Salamanca goza de gran prestigio pero, en la ciudad, ¿está lo suficientemente reconocida la enseñanza FP?
- El Centro Río Tormes en Salamanca, junto con Burgos, es el centro que más proyectos de convenio de trabajo aula-empresa ha presentado. Se están desarrollando formas de trabajar. Si no estamos cerca de la empresa habremos perdido el tiempo.
 
-Por otro lado, ¿es cierto que en los últimos tiempos se esté potenciando más la enseñanza privada o concertada frente a la pública?
- Realmente es así. Uno de los mayores problemas que tiene la LOMCE es que no solo mantiene las dos redes sino que además potencia las posibilidades de la enseñanza concertada. Así, digamos, que va en detrimento de todo el volumen de enseñanza pública. La LOMCE lo que está haciendo es dar a la enseñanza concertada más capacidad de decisión, más posibilidad de agarrarse a los recursos públicos pero no le carga obligaciones. En la enseñanza pública se atiende a toda la población. La LOMCE, a la concertada, le permite todavía discriminar aún más con qué alumnado se queda. Le permiten decir aquí sí trabajo y aquí no. Mientras no se les obliga a tener una red extensa como la pública, todo lo que se otorgue a la concertada va a ir en detrimento de la pública. Y más con la idea de potenciar la figura del director o del dueño de la concertada. Se les están otorgando unos poderes que van a hacer que cada vez más funcionen los colegios como empresa. Un colegio que funciona como empresa es echar de allí a los alumnos que no rinden lo que ellos quieren rendir. Eso no se puede permitir en Educación porque nunca se puede plantear en términos económicos. Es más, si la planteas en términos económicos los debes de plantear en los de rentabilidad final. Quiero decir, que un país progresa más cuando sus alumnos están mejor educados. Los alumnos que pasan por un proceso de formación generan más riqueza que los que no han pasado por ahí. No tengas en cuenta el coste de hoy sino el beneficio del mañana. Por su puesto, potencia la red pública porque con todos estos años de privatización que hemos pasado con el engaño de que era más barato, nos hemos dado cuenta que a las arcas públicas les ha costado mucho más que si es el sector público el que ofrece ese servicio. Y además de costar mucho más hemos disminuido la calidad de dicho servicio. Los ciudadanos tienen que ser conscientes de que lo que hay que potenciar es lo público. Con todos los controles que sean necesarios. Que se nos exija, pero que se nos potencie.
 
-Entonces, ¿qué papel debe jugar la enseñanza concertada?
- Que la enseñanza concertada, que surgió como subsidiaria para cubrirlas necesidades que no podía cubrir, vuelva a ese papel y no se esté potenciando más en detrimento de la pública. Aquí se cierran centros públicos por falta de alumnos mientras que a centros privados se les facilita el aumentar ese alumnado.
 
-¿Qué pedíais concretamente cuando planeaba la elaboración de la nueva ley educativa?
- Lo único que pedíamos era que se hiciera una ley de educación que, como mínimo, estuviera votada por las tres cuartas partes del Congreso. Si eso no se consigue es una asignatura que tiene pendiente como lo ha tenido este Gobierno y lo ha tenido el anterior. No es posible que cada vez que cambia el partido político en el Congreso tengamos una ley nueva. Además, la máxima reivindicación de CSI-F en este terreno es que en Educación se reduzcan los políticos y se aumenten los técnicos. Que cuando se planifique la Educación se cuente con los profesionales. El mayor problema que estamos teniendo con la LOMCE y con sus  desarrollos es que el Ministerio no nos convoca, no habla con nosotros y nos da directamente sus planteamientos. Eso colisiona directamente con la realidad de los centros. En Castilla y León está un poco paliado eso porque sí hay más diálogo y más trabajo conjunto pero sobre unas bases impuestas desde el Ministerio. Mucho nos tememos que, a pesar de que hemos tenido un poco más de tiempo, en secundaria se van a reproducir estos problemas. Secundaria comienza el curso que viene y a estas alturas todavía no hay un currículo base del Ministerio, no hay una regulación que nos permita empezar a trabajar en su implantación en Castilla y León y eso es muy grave. Y más grave es que el Ministerio, cuando nos lo de, nos lo va a dar impuesto y no consensuado. Es necesario la inclusión de más profesionales que puedan establecer una ley de consenso que haga que la Educación en este país se establezca para un mínimo de 25 años. En todo los estudios internacionales nos plantean que para que una ley de Educación tenga o pueda mostrar los resultados necesita de ese tiempo de trabajo para que sea una evaluación fiable.
 
-Se viene demandando desde hace tiempo un sistema educativo consensuado. ¿Confiáis en encontrar uno que pueda dar estabilidad? ¿Hasta donde llegará la LOMCE? ¿Cuál es el panorama futuro en Educación a tenor de la situación actual?
-Seguro que existirá otra nueva ley cuando se cambie de Gobierno. Lo fundamental es que los políticos entiendan que para hacer una ley consensuada hace falta contar con toda la comunidad educativa incluidos los alumnos. Este país lo que necesita es empujar en la misma dirección. Hay que contar con las estructuras educativas y hay que pensar que la Educación es la llave que nos va a sacar de la crisis. Cuando escuchamos que ya estamos saliendo en el empleo, todos sabemos que se habla de un empleo precario y de poca calidad. Lo que este país necesita es que el esfuerzo que se hace en la formación de personas se aproveche. Estamos siendo tan torpes que estamos desaprovechando nuestros recursos. Formamos profesionales, invertimos en Educación durante un montón de años y el fruto los tenemos que mandar fuera y que se aprovechen de ellos en otros países porque no somos capaces de que esos profesionales puedan trabajar aquí porque no ponemos los medios. Vamos a favorecer sus condiciones y vamos a mejorar. CSI-F va a luchar por una ley estable, que se vaya revisando en sus resultados durante un tiempo suficiente para separar Educación de política.
Comentarios
Lo más