Las empresas turísticas rechazan el incremento de la presión fiscal

Las empresas turísticas rechazan el incremento de la presión fiscal
El Consejo de Turismo de CEOE rechaza el incremento de la presión fiscal a las actividades turísticas porque pone en peligro la competitividad del sector y pide al Gobierno que mantenga la postura del Ministerio de Hacienda de no subir el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del tipo reducido al general, como se solicita por la Comisión Europea. En este sentido, recuerda al Gobierno el compromiso con el sector turístico de reducir el tipo de IVA aplicable a las actividades turísticas, tan pronto se produzca una mejoría de la situación económica actual.

Pide también que no se produzcan nuevos incrementos de las tasas aeroportuarias, cuyo incremento ha supuesto ya la caída del tráfico aéreo, y se traten de reducir las vigentes para 2013, a fin de evitar que la situación siga deteriorándose, con las graves consecuencias para los ingresos y el empleo en los destinos turísticos ante las caídas de vuelos y pasajeros. El Consejo de Turismo de CEOE recuerda que el 80% de los turistas extranjeros que visitan nuestro país vienen por vía aérea.

También subraya la necesidad de que los gobiernos, tanto autonómicos como municipales, tengan en cuenta la reducción del margen económico de las empresas turísticas y no contribuyan a una mayor pérdida de su rentabilidad, incrementando o estableciendo nuevos impuestos y tasas que podrían hacerlas inviables.  Ante los rumores de una nueva fiscalidad medioambiental a nivel estatal, el Consejo de Turismo considera que esta no debería alcanzar, de llegar a realizarse, a las empresas turísticas.

Caída del consumo

Para el Consejo de Turismo de CEOE, la crisis de la economía española ya ha alcanzado a las actividades del sector turístico, toda vez que la caída del consumo interior ha superado a la mejora de la demanda externa de los servicios turísticos. La fuerte subida de impuestos, tasas y precios de servicios públicos ha contribuido a este empeoramiento, en especial, la subida del IVA y de las tasas aeroportuarias. Por otra parte, la restricción del crédito a empresas y familias, y su encarecimiento, no ofrece perspectivas de mejora en 2013.

En su opinión, todo ello seguirá afectando a las ventas y a los márgenes de resultados de las empresas del sector turístico, que han visto caer  tantos las ventas y las reservas como los márgenes operativos en estos últimos años. Además, considera que se está produciendo una proliferación de nuevos impuestos, sobre todo en los ámbitos autonómicos y municipales. En estos, los ayuntamientos están aumentando sus impuestos, tasas y precios de sus servicios públicos, asfixiando a las diversas empresas del sector. Por lo que se refiere al ámbito autonómico, cabe destacar, entre otros, la desacertada aprobación en Baleares de nuevos impuestos sobre envases de bebidas y coches de alquiler.

Comentarios
Lo más