Casi la mitad de los trabajadores no terminó sus estudios de Educación Secundaria

Casi la mitad de los trabajadores no terminó sus estudios de Educación Secundaria

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha reclamado al Gobierno que mejore el nivel de formación del 45% de los trabajadores y trabajadoras del país que no han culminado la educación secundaria. “El alcance del desempleo entre las personas con poca cualificación es otro de los lastres de nuestra economía, que también nos diferencia de Europa. Si en Europa la tasa de paro entre personas de poca cualificación se sitúa en el 17%, en España se eleva por encima del 30%”, afirma.

Según CCOO, “la combinación de jóvenes con alto nivel de formación en desempleo (26%), población con bajo nivel de estudios y concentración de empleo en determinadas ocupaciones (camareros/as, comerciales..) y escasa creación de empleo podemos encontrarnos con millones de personas condenadas al desempleo o subempleo por muchos años. El Gobierno no puede cerrar los ojos a esta situación, hacen falta políticas públicas que generen empleo en distintos sectores para dar una oportunidad de empleo a estas personas”.

Para Javier López, Secretario de Formación de CCOO, los problemas son mayores para las personas con baja cualificación: “En primer lugar porque tienen más dificultades para obtener información sobre vacantes de empleo. En segundo lugar porque los Servicios Públicos de Empleo, a los que recurren, no tienen medios para abordar este problema.  En tercer lugar porque los empresarios tienden a confundir nivel de estudios con capacidad para ocupar un puesto de trabajo, lo cual hace que opten por los candidatos con mayor nivel de formación”.

El sindicalista ha afirmado asimismo que “para las personas con poca cualificación que abandonen prematuramente los estudios es complicado retomar una formación escolar. Por eso, y en el supuesto de una mejora general de la oferta de empleo, podrían explorarse programas de aprendizaje en el puesto de trabajo. Este tipo de programas se han puesto en marcha con éxito en lugares como Francia, Suecia, Hungría o Dinamarca, entre otros países de la Unión Europea”.

CCOO considera que para que estos programas funcionen es necesario, en primer lugar, reforzar los Servicios Públicos de Empleo, recuperando su capacidad de orientación. Deben incorporar instrumentos compartidos con los empresarios, sindicatos y centros públicos y privados de formación, para asegurar tanto la formación como el reconocimiento de aprendizajes y competencias adquiridas previamente, integrándolas en el marco nacional de las cualificaciones.

 

Comentarios