Importante caída de los alojamientos de turismo rural

Importante caída de los alojamientos de turismo rural

Fin al crecimiento de los alojamientos de turismo rural, que desde el año 2000 no dejaba de crecer. Según datos de la Junta de Castilla y León, estos han caído en 46 unidades durante el último año hasta situarse en 527, en cifras de 2011. Estos, eso sí, suponen doce más que en el primer trimestre del año y casi cien más que en 2008.

Y es que en este último año, la provincia de Salamanca solo contaba con 434 establecimientos de turismo rural, que en plazas se traducía en 3.457. Estas han crecido para situarse en la actualidad en 4.211, 69 más que en el primer trimestre de 2016, pero que, en términos interanuales, descienden en 288. 

Se pone fin así a una época de crecimiento continuo del turismo rural en la provincia, que todavía continúa siendo fuerte a tenor de las cifras. De hecho, en el año 2000 apenas se contaba con 137 establecimientos que, en plazas, apenas llegaban a las mil. Desde entonces, la subida en ambas cifras ha sido continua año tras año hasta el año 2012 cuando se estancó sobre los 570 establecimientos. Sin embargo, en un repunte consiguió finalizar el año 2013 en 578, cifra que no ha vuelto a alcanzar. 

En cuanto a los establecimientos que se han perdido, la mayoría son de ocupación doble que, en el segundo trimestre de 2016, está en 1.709 frente a los 1.845 de 2015. También las de uso individual han caído en 25 unidades hasta las 247, y las triples en cuatro establecimientos hasta los 387. Por contra, han crecido en uno y cuatro, respectivamente, las habitaciones quíntuples y cuádruples. 

No afecta al turismo rural

Este año lleva camino de ser el mejor en cuanto a viajeros y pernoctaciones se refiere en alojamientos de turismo rural. De hecho, en los primeros siete meses, ha habido en la provincia 47.227 viajeros según la encuesta de ocupación en alojamientos de turismo rural del Instituto Nacional de Estadística, en lo que supone cuatro mil más que en 2015, en el que se batió el récord de solo un año antes con un total a final de año de 80.534 viajeros.

En este último caso no se tradujo, eso sí, en un mayor número de pernoctaciones, ámbito en el que 2014 sigue guardando la mejor cifra, aunque puede romperse este año en la que ya se sitúan en los 99.722 a falta de cinco meses para el final. En 2015, por ejemplo, en el mismo periodo de tiempo era en siete mil inferior, mientras que el número final estuvo seis mil por debajo del récord de 2014. 

Comparativa con la región

Ávila es, con mucha diferencia, la provincia de Castilla y León que más alojamientos de turismo rural cuenta con 767, mientras que Salamanca se situaría inmediatamente después, aunque a más de 200 establecimientos que la provincia abulense. Menos diferencia tiene, después del descenso del último año, con León, tercera en esta clasificación con  483 alojamientos.

En la centena de los 400, superándola por once, está Segovia en cuarto lugar, mientras que Burgos y Soria empatan en la quinta posición. Los últimos en este ámbito son, por orden, Palencia, Zamora y Valladolid con 220, 209 y 111, respectivamente. 

Comentarios
Lo más