La Junta da el paso previo a la aprobación del nuevo mapa territorial

La Junta da el paso previo a la aprobación del nuevo mapa territorial
Instante de la reunión entre la Junta y el Consejo de Cooperación Local
 

Se reúne con el Consejo de Cooperación Local para enseñarles el mapa definitivo con las Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio, el trámite necesario para culminar el modelo de ordenación del territorio en la Comunidad. La administración regional vuelve a poner de relevancia que “garantiza la prestación de servicios en el medio rural”.

El vicepresidente y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha expuesto este viernes, ante los miembros del Consejo de Cooperación Local, el contenido del anteproyecto de ley que incluye el mapa de las unidades básicas de ordenación y servicios del territorio -UBOST-, “que supone la garantía de la prestación de servicios a los más de 900.000 castellanos y leoneses que residen en el medio rural de la Comunidad”. Con esta norma se culmina un modelo de ordenación del territorio consensuado políticamente.

El anteproyecto de ley materializa el mapa que delimita las Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio, en cumplimiento de la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de la Comunidad de Castilla y León. La aprobación de este proyecto de ley es el último paso para aprobar los mapas de las Unidades Básicas de Ordenación y Servicios del Territorio y, con ello, el trámite necesario para culminar el modelo de ordenación del territorio en la Comunidad. Una vez analizado hoy por el Consejo de Cooperación Local, el anteproyecto de ley será remitido al Consejo Económico y Social, al Consejo Consultivo y, finalmente, una vez que el Consejo de Gobierno de la Junta lo apruebe como proyecto de ley, a las Cortes de Castilla y León para su tramitación parlamentaria.

En noviembre de 2014, se aprobaron las áreas funcionales estables que han ordenado el territorio y han dado respuesta a los cerca de 1.600.000 habitantes residentes en los municipios de más de 20.000 habitantes y sus alfoces. La aprobación de este mapa de UBOST será especialmente trascendente para los 900.000 habitantes que residen en el medio rural, que es donde más necesaria se hace su implementación.

El contenido del anteproyecto de ley garantiza el mantenimiento de los servicios públicos esenciales de competencia autonómica en el medio rural; el ejercicio por parte de las diputaciones de las competencias y funciones que legalmente tienen atribuidas sobre la totalidad de los municipios de su provincia, independientemente de la UBOST a la que pertenezcan; que determinadas competencias y funciones mínimas de la cartera común y homogénea de las mancomunidades de interés general rurales puedan ser excepcionalmente ejercidas en una provincia por el consorcio provincial de servicios generales o por la diputación provincial –directamente o a través de consorcio-, siempre que así se establezca reglamentariamente y lo acuerden los municipios afectados; el derecho de los municipios a constituir mancomunidades y/o a mantener las mancomunidades existentes a la fecha de entrada en vigor de la ley, así como la continuidad de las Comunidades de Villa y Tierra y otras entidades asociativas tradicionales, cuando los municipios que las integran así lo estimen y recibir ayudas de la Administración de la Comunidad con un tratamiento similar al de las mancomunidades de interés general rurales, de acuerdo con lo previsto por los Presupuestos generales de la Comunidad de cada año; y una atención especial a la singularidad de la Comarca de El Bierzo. A este respecto, el anteproyecto de ley recoge el derecho del Consejo Comarcal de El Bierzo a un tratamiento similar al previsto para las mancomunidades de interés general rurales en las ayudas de la Administración de la Comunidad, siempre que los municipios deleguen en el mismo las competencias y funciones mínimas que integren la cartera común y homogénea prevista para aquellas.

Con la aprobación del mapa de UBOST se permitirá aprobar las áreas funcionales estratégicas y, sobre estas, elaborar el Plan Plurianual de Convergencia Interior y regular el Fondo Autonómico de Compensación como instrumento para financiar los programas en los que éste se estructure, para hacer frente así a los desafíos demográficos o económicos de las zonas más desfavorecidas de la Comunidad, así como a las afectadas por circunstancias extraordinarias.

 

Comentarios
Lo más