Las personas con dependencia de Grado I entran en el sistema tres años después de lo previsto

Las personas con dependencia de Grado I entran en el sistema tres años después de lo previsto

Desde el 1 de julio se ha iniciado una nueva etapa para las personas en situación de dependencia reconocida de Grado I, pues finalmente entran a formar parte del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia.

El Grado I de Dependencia se refiere a aquellas personas que necesitan ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tienen necesidades de apoyo intermitente o limitado para alcanzar su autonomía personal.

Según la ley, el ingreso de los dependientes de Grado I estaba previsto inicialmente para 2012. Sin embargo las medidas de austeridad que se tomaron motivaron este retraso de más de 3 años en la inclusión de estos dependientes en el Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Ahora, desde el 1 de julio, su situación ha cambiado: las ayudas previstas para ellos pueden ser por ejemplo, ayudas en el domicilio o teleasistencia.

No obstante, en los presupuestos generales del Estado para 2015 no existe una partida específica que contemple la incorporación de los nuevos beneficiarios del SAAD. Teniendo en cuenta la difícil situación por la que pasan los dependientes y sus familias, según se revelaba en un reciente estudio sobre la realidad de las ayudas a los dependientes, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ven con preocupación que no se tenga asignada aún la financiación adecuada.

 

Comentarios