Nuevos desprendimientos de piedras de la parte superior de la Plaza Mayor

Nuevos desprendimientos de piedras de la parte superior de la Plaza Mayor

Nuevos desprendimientos de piedra en la Plaza Mayor de Salamanca. En la mañana de este viernes han caído varios cascotes desde la parte superior del pabellón de Petrimeros, aunque no han llegado a impactar con ningún peatón. Tras perimetrar la zona la Policía Local, los Bomberos de Salamanca revisaron la zona para evitar nuevos desprendimientos. Y es que el deterioro de la Plaza Mayor es constante, acrecentándose por el dañino efecto de la lluvia sobre la porosa piedra de Villamayor.

Durante el último año los desprendimientos de piedra en la Plaza Mayor se suceden. Pequeños trozos aparentemente sin importancia que afortunadamente por el momento no han causado heridos ni daños materiales. Pero las alarmas saltaron el pasado 10 de febrero cuando una de las esculturas de la espadaña del Ayuntamiento perdió un brazo, figuras ornamentales cuyo deteriorado estado advierte de lo que puede estar por llegar. Y es que la Plaza Mayor de Salamanca se despedaza progresivamente mientras no se ejecutan los proyectos de restauración anunciados. el último, por parte del Ayuntamiento el pasado julio, anunciando que se actuaría en toda la parte superior del ágora charra, pero desde entonces no se ha avanzado en este proyecto.
 
Precisamente hace más de veinte años la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento aprobaron un Plan Director para restaurar la Plaza Mayor. Incluso un informe elaborado por técnicos municipales tras los últimos desprendimientos alerta de la degradación general de la piedra y advierte de otros posibles desprendimientos tanto de las figuras ornamentales de la fachada del Ayuntamiento como de balconcillos de las cubiertas y demás elementos decorativos. 
 
Y es que por ejemplo la errónea instalación en el sistema de evacuación del agua de la lluvia provoca que algunos canalones den directamente a la piedra, con el progresivo deterioro de parte de la Plaza Mayor. Los expertos en patrimonio coinciden que no basta con acometer de vez en cuando grandes reparaciones, sino que el mantenimiento de un monumento debe ser constante, más si se trata del ágora charra, Patrimonio de la Humanidad. Así, actualmente se realiza una revisión general cada cinco años y desde hace quince se viene alertando de los crecientes problemas en la piedra de la Plaza Mayor.

Restauración de la parte superior

En concreto, se intervendrá en 94 balaustradas, 92 pináculos, 2 espadañas y las 6 estatuas que coronan la fachada principal. En una de estas estas esculturas, la que representa al Comercio, se restituirá el brazo que se desprendió recientemente por la erosión de la piedra debido a los agentes atmosféricos. El proyecto plantea la restitución fidedigna del elemento corporal siguiendo los restos acopiadas tras el desprendimiento, así como la documentación histórica y a través de fotografías antiguas.

Los trabajos que se van a realizar en los elementos que constituyen la coronación de la Plaza Mayor son la eliminación de la suciedad y de todos los productos y componentes que puedan generar daño al Monumento y de la contaminación de origen biológico, como manchas de excrementos, costras y depósitos adheridos sobre la superficie.  Se llevará cabo también la revisión y reparación de la protección de pizarra que cubre el plano superior de la cornisa; la instalación de un goterón  (elemento constructivo) bajo la pizarra para facilitar la evacuación del agua de lluvia y evitar que penetre en la piedra; la retirada de sales solubles, que son uno de los agentes de alteración más nocivos; o la consolidación de la piedra de Villamayor. 

Las obras permitirán, además, sujetar fragmentos sueltos en elementos de piedra; sellar las juntas en fábricas de piedra para garantizar la estabilidad de las piezas y evitar vías de penetración de agua; o reparar las gárgolas de evacuación de aguas de lluvia y las canaletas de recogida de aguas en cubierta. Está prevista también la intervención sobre el conjunto de las campanas situadas en el campanario del Pabellón de la Casa Consistorial; la restauración de balcones históricos de forja antigua del campanario; o la reparación de la instalación de iluminación artística situada en la cubierta de las cuatro fachadas.

Comentarios
Lo más