Tarde de orejas y bronca al presidente

Tarde de orejas y bronca al presidente

Importante faena de Antonio Grande ante el novillo que abría plaza, que tuvo ritmo y mucha calidad en sus embestidas. El novillero de San Muñoz inició la faena de muleta con los pies clavados en la arena y llevó al novillo hacia los medios y toreó con profundidad y supo aprovechar la codicia del novillo en la muleta. Las manoletinas finales y la estocada entera fueron el colofón a una faena que provocó que los tendidos se poblaran de pañuelos. La primera oreja fue concedida con brevedad pero el presidente, incomprensiblemente, no quiso darle la segunda a pesar de que el público no dejara de agitar sus pañuelos insistentemente. El novillo fue premiado con la vuelta al ruedo y tras ella, llegó una sonora bronca al presidente por negarle a Antonio la puerta grande.  

Le molestó ligeramente el viento a Raúl Montero en los primeros compases ante un novillo que mostró nobleza pero le faltó fuerza y llegó a perder las manos en una ocasión. El salmantino que no pudo someterlo ni bajar demasiado la mano. Finalizó la faena con unas bernadinas ajustadas y mató de estocada entera, cayó pronto el novillo y cortó una oreja. 

Hasta la puerta de toriles se fue Fernando Navarro a recibir al tercero de la tarde y por muy poco no fue arrollado por el jabonero que salió en tercer lugar. Faena de ligazón ante un buen novillo. Sufrió una tremenda voltereta cuando iba a dar un pase de pecho pero volvió a la cara del novillo sin chaquetilla recibiendo una fuerte ovación del público. Dejó una estocada entera y el novillo se fue a morir con bravura hasta las tablas y fue ovacionado en el arrastre. Paseó una oreja. 

Manejó el capote con gracia y garbo Alejandro Mora a pies juntos y ejecutó un quite con chicuelinas muy ajustadas. Asentado y con seguridad inició hacia los medios, tranquilidad y reposo en la faena de Mora, que supo gestionar los tiempos muy bien. Toreo de calidad al natural de Mora que finalizó con ayudados por alto con gusto y tras dejar una estocada entera y muy efectiva, se le concedió la oreja. 

Al quinto novillo le faltó emoción, a pesar de ello, Alfonso Ortiz toreó muy despacio, templando y pulseando las embestidas de este quinto que presentaba dificultades. Después de pinchar en una ocasión, dejó una estocada entera. 

Todo lo que no tenía el novillo, complicado y que se paró desde el principio, lo puso José Bonilla, que mostró actitud y entrega en una faena que emborronaría con la espada, que tardó en entrar, y se escuchó un aviso. El salmantino recibió una ovación. 

Ficha del festejo: novillos de Esteban Isidro en clase práctica, el primero premiado con la vuelta al ruedo. Antonio Grande, oreja con fuerte petición de la segunda;  Raúl Montero, oreja; Fernando Navarro, oreja; Alejandro Mora, oreja; Alfonso Ortiz, oreja; José Bonilla, ovación tras aviso.

Comentarios
Lo más