Las obras de restauración de la fachada de la Universidad se prolongarán hasta enero

Las obras de restauración de la fachada de la Universidad se prolongarán hasta enero

Este lunes ha tenido lugar la presentación de los trabajos de restauración de la fachada de la Universidad de Salamanca, que comenzaron a principios del mes de agosto y está previsto que finalicen el próximo mes de enero. Pretenden la conservación y mantenimiento del monumento, pero también contribuir al conocimiento y difusión de tan emblemático espacio del patrimonio histórico y cultural de Castilla y León y Salamanca.

Así lo han puesto de manifiesto el rector de la USAL y la consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, Daniel Hernández y María Josefa García Cirac, alabando ambos esta actuación que comenzó a fraguarse en 2011. Por aquel entonces tuvo lugar el desarrollo de una primera fase en la que se realizaron unos estudios previos para diagnosticar y documentar el estado real de la fachada y para redactar el proyecto de intervención adecuado a sus necesidades y que ya se está ejecutando ahora mismo. Las conclusiones en aquel momento arrojaron un resultado de aparente buen estado de conservación de la fachada aunque se detectaron algunos errores pese a que no constituyen ningún riesgo estructural.

Las principales lesiones en la piedra, como han explicado hoy los técnicos, están provocadas principalmente por los cambios bruscos de temperatura así como por daños ocasionados por la humedad. Los últimos se han localizado principalmente en la parte baja y en la coronación del muro, que son junto a fisuras y grietas las patologías más graves de este espacio a las que se suma la suciedad generalizada y los depósitos orgánicos derivados de los excrementos de aves. Sin embargo también hay lesiones en la ornamentación escultórica del conjunto, que ha sufrido con el paso del tiempo pérdidas de volumen y material.

Atendiendo a los resultados previos, la actuación se basa en el máximo respeto a la historia del edificio. En cuanto a las labores arquitectónicas se está procediendo a la limpieza de depósitos y eliminación de costras. Además, se instalará una combinación de sistemas para evitar la presencia de aves “aunque no se conoce un sistema fiable”. La consolidación de la piedra, los saneados de juntas, rellenos de grietas o la modificación de la cubierta para mejorar la evacuación de agua son otras de las actuaciones más importantes junto con la protección de la crestería o el ajuste de otras actuaciones llevadas a cabo en los años 80 para, entre otras cosas, para lograr la armonización cromática del conjunto.

“Nuestra fachada estará lista en unos meses para lucir en todo su esplendor”

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández, se refirió al edificio histórico de la universidad como uno de los más emblemáticos. “Es la imagen icónica de la Universidad en todo el mundo y de la ciudad de Salamanca”. Ello, aseguró, “nos genera un gran orgullo pero también nos condiciona la gestión diaria con la responsabilidad de mantener el patrimonio en las mejores condiciones. No siempre es fácil y es necesaria la colaboración de las instituciones. Sin la colaboración de Enusa o de la Junta de Castilla y León, a través de la Fundación Santa María La Real, no podríamos estar aquí para celebrar el inicio de las obras”.

En unos meses, señaló, “podremos decir que nuestra fachada estará lista para lucir en todo su esplendor durante unos años más y en el periodo del Octavo Centenario. Contamos con 83 edificios y más de 30 cuentan con protección histórico-artística y patrimonial”.

“Los 800 años de la Universidad constituyen un patrimonio cultural intangible”

La consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac, destacó que es deseo del presidente Herrera y del gobierno regional “colaborar con la Universidad en el Octavo Centenario”. En este sentido, y al margen de otras actuaciones, indicó que tiene especial significación “haber participado en la restauración de la Fachada Rica de las Escuelas Mayores. En enero  podremos disfrutar de una fachada rehabilitada en plenitud”.

La consejera añadió que “los 800 años de la Universidad de Salamanca constituyen un patrimonio cultural intangible”. “Ello se plasma en nuestro patrimonio edificado pero también en un patrimonio vivo. Queremos que el legado universal de la Universidad se mantenga en su plenitud y belleza”, concluyó a la vez que recordó que la Junta de Castilla y León había aportado la mitad del coste de los trabajos.

 

Comentarios