“Entiendo que los alcaldes nuevos se asusten”

“Entiendo que los alcaldes nuevos se asusten”

Entre 1999 y 2011 Carlos Navarro había estado ya al frente del Ayuntamiento de Tamames. Hastiado de la política, tiró la toalla hace cuatro años pero Ciudadanos le hizo recuperar la ilusión por seguir haciendo cosas por sus paisanos. Y a eso se dedica desde que el pasado 13 de junio tomara el bastón de mando con el apoyo de los dos concejales del PSOE en el municipio.

Quizá por el ‘cayo’ que da haber sido alcalde más de un década y por su talante tranquilo, Navarro ha optado por no buscar enfrentamientos, “como ya sucedía en mi anterior etapa”, hasta el punto de que en estas dos semanas los siete concejales que forman el Ayuntamiento “hemos estado charlando y viendo cosas”. En pueblos como Tamames, apunta, “hay que olvidarse de la política y las siglas para buscar el bien de los ciudadanos tirando todos del carro, incluidos los miembros de las candidaturas”. “Soy de Tamames y me gusta que mi pueblo sea el mejor”, apostilla

Navarro asegura comprender el pánico de los primeros días de los numerosos regidores que en esta legislatura han llegado ‘de nuevas’ a los Ayuntamientos. Él ya ha superado esa etapa aunque reconoce que las cosas son ahora distintas al año 99. “Está todo más controlado”, percibe.

En este regreso a la primera línea de la política, Navarro ha afrontado la intendencia diaria que ya tenía controlada de su anterior época y, haciendo gala de esa cordialidad que preside su labor, asegura no considerar algo negativo que los pueblos se endeuden, el argumento más manido estos días para criticar las ‘herencias recibidas’. “No importa que el pueblo deba si se han hecho cosas”, señala convencido de que los municipios “deben evolucionar”.

En esa mejora permanente ya proyecta las mejoras en varias calles del pueblo y la que, sin duda, podría convertirse en el legado de este mandato, la urbanización de la Plaza Mayor, una obra que cambiará el aspecto del principal ágora del pueblo y que posiblemente se apoyará en la financiación procedente de los planes provinciales.  

Comentarios