UGT reclama medidas eficaces para superar los elevados porcentajes de fracaso escolar

UGT reclama medidas eficaces para superar los elevados porcentajes de fracaso escolar

En los últimos años se ha podido apreciar un descenso en el índice del abandono temprano en nuestro país, en concreto ha bajado 4 puntos en tres años lo que nos sitúa en el 2014 con un 22,7%, frente a un 11% en la Unión Europea. Esta tasa de abandono continúa siendo mucho más elevada que en el resto de la Unión Europea y queda aún lejos de los objetivos fijados para el año 2020 para España (15%) y para el conjunto de la UE (10%). Por ello, la Unión General de Trabajadores (UGT) considera se necesita intensificar las políticas educativas que sirvan, por un lado, para prevenir el problema en origen, y por otro, que junto a políticas laborales faciliten el retorno a las aulas y a una mejor formación de nuestros jóvenes.

Para FETE-UGT la vinculación entre el fracaso escolar y el abandono escolar temprano es evidente. A menudo el abandono escolar es un proceso que comienza en la educación primaria, con los primeros fracasos escolares, por lo que sería en esa etapa donde tendríamos que empezar a intervenir. Factores como la repetición, el modelo de atención a la diversidad, los problemas de indisciplina, el absentismo escolar…, son dificultades con las que se encuentran los docentes y que inciden directamente en el fracaso escolar y en el abandono temprano, además de otros factores sociales, familiares...

La detección temprana de estos problemas, permitirían poner en marcha mecanismos compensadores que, junto con otros sistemas de detección y procedimientos diagnósticos y con la dotación humana y económica necesaria, ayudarían a corregir el problema en una etapa temprana y se realizaría una verdadera prevención.

Propuestas de FETE-UGT para prevenir y mejorar el fracaso y abandono escolar desde Infantil

- Disponer de una oferta amplia de plazas de educación infantil para compensar la situación de los niños que comienzan con desventaja.
- Reducir las ratios actuales para llevar a cabo una atención más personalizada, sobre todo en los centros o zonas con alto número de alumnado diverso.
- Distribuir de manera homogénea al alumnado con necesidades educativas entre todos los centros sostenidos con fondos públicos.
- Aumentar las horas de dedicación a la tutoría.
- Incrementar los programas y las plantillas de profesorado con el fin de aumentar los recursos para la atención a los alumnos con necesidades, así como el incremento de desdobles, programas de apoyo y refuerzo, agrupamientos flexibles, adaptación, integración, incorporación tardía, aulas de enlace, hospitalarias,…
- Dotación suficiente de equipos de orientación educativa y de atención temprana, incluyendo a nuevos profesionales en el ámbito de los centros, como educadores, asistentes sociales, técnicos sanitarios, etc.
- Generar y dinamizar en los centros, proyectos propios que motiven al alumnado y otros proyectos de inclusión, mejora de la convivencia, buenos hábitos, absentismo, innovación pedagógica...
- Facilitar herramientas para detectar correctamente las causas de absentismo de manera individualizada y así tomar las medidas adecuadas (no solo escolares) con la mayor anticipación.
- Incidir en procedimientos que mejoren la transición entre las etapas de Primaria y Secundaria, para evitar que se produzca desfases.
- Dotar al sistema de mayor flexibilidad que permita y facilite al alumnado vías de retorno a la formación.
- Elaborar planes especiales de actuación en las zonas con menores tasas de graduación en ESO y mayores tasas de abandono, junto con estudios sobre las causas de estos fracasos.
- Remarcar el carácter orientador del 4º curso de la ESO, modificando su organización.
- Reforzar la orientación académica y profesional en la ESO para facilitar la elección del alumnado.
- Aumentar la inversión en becas y ayudas al estudio, con el objetivo de reducir los índices de abandono escolar temprano.

Comentarios
Lo más