Casi 27.000 pacientes zamoranos ya utilizan la receta electrónica

Casi 27.000 pacientes zamoranos ya utilizan la receta electrónica

Con la instalación de este servicio en el Centro de Salud Puerta Nueva de la capital, finaliza la instauración de un nuevo sistema que permite a los usuarios disponer con mayor facilidad, accesibilidad y seguridad de los medicamentos y productos sanitarios que su médico les prescriba. Hay que recordar que la provincia de Zamora cuenta con 422 consultorios médicos, lo que dificulta la puesta en marcha del sistema. Pese a la complejidad que esto supone, desde la Consejería se muestran satisfechos porque apenas se han registrado incidencias en su puesta en marcha.

El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, acompañado del gerente de Atención Primaria y Especializa, Francisco Montes, ha acudido este miércoles al Centro de Salud Puerta Nueva de Zamora para informar sobre la finalización de la implantación del servicio de la receta electrónica en la provincia de Zamora. La instauración de este sistema, que ha contado con la colaboración del Colegio de Farmacéuticos, se ha llevado a cabo en siete meses, periodo que se inició en el mes de noviembre de 2015 en la zona Básica de Salud de Villalpando.

Se trata de un sistema que se ha implantado ya en todos los consultorios de la provincia que disponen de más de 200 cartillas sanitarias, lo que se traduce en 26.710 pacientes que ya han utilizado este servicio en estos siete meses y un total de 168.000 recetas electrónicas expedidas. Alberto Castro destacaba que “el nuevo sistema de receta electrónica mejora la asistencia prestada a los pacientes crónicos, evitando desplazamientos a los centros de salud y consultorios locales para recoger las recetas de los tratamientos de larga duración”. 

En este sentido, en los últimos siete meses se ha notado un descenso del 7 por ciento en las visitas al médico para este tipo de situaciones, una situación que a juicio de Castro “permitirá a los profesionales sanitarios disponer de más tiempo en su jornada laboral para la realización de labores asistenciales,  y no tanto administrativas”.

Entre las principales ventajas del nuevo sistema, además de mejorar la asistencia prestada a los pacientes y permitir a los profesionales sanitarios disponer de más tiempo en jornada laboral, destaca que el farmacéutico recibe directamente los datos de la propia historia clínica del paciente, mejorando la seguridad en la prescripción y dispensación de productos farmacéuticos al eliminar transcripciones intermedias.

 

Comentarios
Lo más